Como en todo proceso de adaptación y educación, a los perros hay que ir acostumbrándolos poco a poco para que sean unos buenos pasajeros.
Como en todo proceso de adaptación y educación, a los perros hay que ir acostumbrándolos poco a poco para que sean unos buenos pasajeros.
Lucero Yrigoyen M.Q. @lymq

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Las restricciones por la pandemia y el calor han propiciado que muchas familias decidan salir fuera de la ciudad en auto para relajarse, respetando los protocolos. En los planes de muchos seguramente se incluye también a los engreídos peludos de la casa. Pero no para todos salir a pasear en auto es una experiencia divertida. Para algunos es una situación desagradable, pues se marean fácilmente o son demasiado nerviosos.

Como en todo proceso de adaptación y educación, a los perros hay que ir acostumbrándolos poco a poco para que sean buenos pasajeros y sepan portarse bien en los viajes en auto. Debemos promover un ambiente agradable con caricias y palabras de tranquilidad hasta lograr que se sientan a gusto. Recuerda que cada vez que ingresen al auto, e incluso durante el viaje, lo ideal es premiarlos. Así relacionarán el espacio y la experiencia con algo positivo.

MIRA: Zsa Zsa World: descubre esta original colección de ropa de verano para tu mascota

¿Qué hacer antes del paseo?

Si tu perro es de aquellos que presenta náuseas en los trayectos largos en automóvil, no le des alimento al menos 4 horas antes de partir. Consulta con su veterinario, ya que podría recetarle algún fármaco para evitar el malestar.

Dentro del carro, nuestro pasajero de cuatro patas debe viajar cómodamente y en posición de descanso, de preferencia echado en algún asiento, nunca en tus faldas. Lo ideal es que tenga puesto un cinturón de seguridad para que no esté de pie o desplazándose por los asientos, pues pone en riesgo su seguridad y la del conductor.

MIRA: Congresista, vedette y promotora de la vacuna: 10 razones por las que Susy Díaz es un ícono nacional

Además, a los perros les encanta sacar la cabeza por la ventana para sentir la brisa fresca del aire. No dejes el vidrio demasiado bajo, podría caerse o saltar si ve algún perro pasar.

Una opción segura es que uses una caja transportadora o kennel: así podrá viajar tranquilo sin movilizarse, resbalarse o golpearse. Eso sí, debe ser lo suficientemente grande para que pueda echarse y pararse con comodidad. Si el trayecto es largo, se recomienda parar cada 6 horas para que la mascota beba agua, camine y haga sus necesidades. ¡Buen viaje!

VIDEO RECOMENDADO


TAGS RELACIONADOS