Redacción EC

Como cada 17 de noviembre, hoy se celebra el, una fecha en la que se busca sensibilizar a la población de la importancia de la prevención de dicha dolencia y concientizar de la necesidad de promover la investigación de la enfermedad.

MIRA AQUÍ | Día del niño prematuro: la dura batalla que padecen estos bebés

Vale recordar que el cáncer es una enfermedad en la cual las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control. Si el cáncer se origina en el pulmón, se denomina cáncer de pulmón.

Este tipo de cáncer comienza en los pulmones y se puede diseminar a los ganglios linfáticos o a otros órganos del cuerpo, como el cerebro. A su vez, el cáncer originado en otros órganos se puede diseminar a los pulmones. Cuando las células cancerosas se diseminan de un órgano a otro, se le llama metástasis.

REVISA AQUÍ | Día del Niño Prematuro: 5 cuidados que debe tener un bebé nacido antes de los 9 meses

Tipos de cáncer de pulmón

Existen dos tipos principales de cáncer de pulmón: el de células pequeñas y el de células no pequeñas. Estas categorías se refieren al aspecto que tienen las células cancerosas bajo el microscopio. El cáncer de pulmón de células no pequeñas es más frecuente que el de células pequeñas.

Si tiene cáncer de pulmón (en especial, cáncer de pulmón de células no pequeñas), es posible que su médico ordene pruebas para averiguar si hay un cambio en su genes (mutación genética). Los resultados de estas pruebas ayudan a que su médico sepa qué tratamientos funcionarán mejor para usted.

CONSULTA AQUÍ | ¿Por qué cenar tarde y usar el celular antes de dormir afecta la salud?

¿Cómo se manifiesta?

Los síntomas más comunes del cáncer de pulmón son: una tos que no desaparece o que empeora, tos con sangre o esputo (saliva o flema) del color del metal oxidado, dolor en el pecho que a menudo empeora cuando se respira profundamente, se tose o se ríe.

Los factores de riesgo del cáncer de pulmón incluyen la exposición pasiva al humo del tabaco, los combustibles de biomasa, el escape de diesel, el radón, el asbesto y otros agentes cancerígenos ambientales y en el lugar de trabajo.

¿Cómo prevenirlo?

Puede ayudar a reducir su riesgo de cáncer de pulmón de las siguientes maneras: no fume, evite el humo secundario del tabaco y reduzca su exposición al radón.

REVISA AQUÍ | COVID-19 | Claves para entender en qué se encuentra la carrera por la vacuna

Tratamiento

El cáncer de pulmón se trata de diversas formas, dependiendo del tipo de cáncer y de cuánto se haya diseminado en el organismo. Las personas con cáncer de pulmón de células no pequeñas pueden ser tratadas con cirugía, quimioterapia, radioterapia, terapia dirigida o una combinación de estos tratamientos. Las personas con cáncer de pulmón de células pequeñas por lo general reciben radioterapia y quimioterapia.

  • Cirugía: Una operación donde el médico corta el tejido canceroso.
  • Quimioterapia: El tumor busca reducir o eliminar mediante el uso de medicamentos. Estos medicamentos pueden administrarse en tabletas o por vía intravenosa.
  • Radioterapia: Consiste en el uso de radiación de alta intensidad (similar a los rayos X) para matar el cáncer.
  • Terapia dirigida: Se refiere al uso de medicamentos para bloquear el crecimiento y la diseminación de las células cancerosas. Estos medicamentos pueden ser tabletas por boca o medicamentos por vía intravenosa.

Finalmente, se recomienda tener una visita anual con el médico para prevenir este tipo de enfermedades y mantener una alimentación saludable.

Fuentes de información: /

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Mujer motociclista muere tras ser arrollada por camioneta en el Rímac


TE PUEDE INTERESAR