Hay productos que no deben entrar en contacto con el agua, ya que podrías perjudicar tu salud en vez de favorecerla. (Foto: Pixabay)
Hay productos que no deben entrar en contacto con el agua, ya que podrías perjudicar tu salud en vez de favorecerla. (Foto: Pixabay)
Redacción EC

Tras la llegada del nuevo al mundo, el lavar nuestros alimentos se volvió un hábito de higiene en los hogares. Sin embargo, debes saber que hay productos que al tener contacto con el agua pueden perjudicar tu salud, como es el caso de los huevos y en esta nota te contamos la razón.

MIRA: Oxímetro: ¿Cómo usarlo y cuál es su precio en Perú?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala, que las enfermedades de transmisión alimentaria afectan a una de cada diez personas cada año. Tan solo en el continente americano, 77 millones de habitantes se intoxican con patógenos presentes en los alimentos y más de nueve mil fallecen por la misma causa.

Por tal razón, debes prestar mucha atención a lo que dicen los especialistas, si quieres saber por qué no se deben lavar los huevos.

¿Por qué no se deben lavar los huevos?

La Autoridad de Seguridad Alimentaria de Irlanda explica que las aves de corral pueden infectarse con bacterias dañinas para la salud, como lo es la ’salmonela’. Si el proceso de producción no es higiénico, estos microorganismos se pueden trasladar de las heces del animal a la cáscara de los huevos.

MIRA: Oxímetro de Pulso: ¿Qué es y cuál es su utilidad durante la pandemia por el coronavirus?

Por su parte, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos señala que al momento de lavar un huevo, el agua puede empujar las bacterias a través de los poros de la cáscara y contaminar su interior.

De la misma forma alerta la revista Reader’s Digest, quien agrega que el riesgo es mayor si los huevos provienen directamente de una granja y se lavan con agua fría.

En el caso de las marcas comerciales, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos determina que los huevos pasan por una fase de lavado, en la cual se les quita su capa protectora natural y se cubren con una capa de aceite mineral comestible para así evitar la entrada de patógenos.

Riesgos

Las enfermedades diarreicas son la principal manifestación de estos padecimientos, los cuales son provocados por microorganismos como el norovirus, la campylobacter, la salmonela y el E. coli.

MIRA: Niños con síntomas de COVID-19: ¿Cómo diferenciar al coronavirus, gripe y resfrío? Esto dice la OMS

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos señala que el riesgo de enfermarse gravemente es mayor en adultos mayores, niños menores de cinco años, diabéticos y personas con VIH/Sida.

Recomendaciones

  • Usa un cepillo, un estropajo, un paño seco o una toalla de papel para frotar de manera suave en el caso de que el huevo que cocinas esté ligeramente sucio.
  • Si el huevo contiene heces visibles o tierra, la Autoridad de Seguridad Alimentaria de Australia sugiere que lo alejes de las demás piezas y lo deseches.
  • Si quieres reducir la posibilidad de contraer una enfermedad de transmisión alimentaria, los especialistas recomiendan que compres huevos pasteurizados, mantenerlos refrigerados a menos de cuatro grados Celsius, cocínalos hasta que la yema y la clara estén firmes, además de lavarte las manos luego de tocar este alimento.
  • No te olvides de lavar y desinfectar las superficies u objetos que tuvieron contacto con los huevos. De este modo, evitarás la contaminación cruzada y mantendrás tus alimentos seguros.

VIDEO RECOMENDADO

UNICEF: Los niños japoneses sufren casi la peor salud mental entre las naciones más ricas

TE PUEDE INTERESAR