(Foto: Shutterstock)
(Foto: Shutterstock)
Redacción EC

La (TB) es una infección muy contagiosa y se transmite cuando una persona infectada expulsa gotitas de saliva al hablar, toser, reír o cantar. Es causada por el mycobacterium o bacilo de Koch. El Perú tiene el 14% de los casos de TB estimados en la Región de las Américas, según la Organización Panamericana de la Salud. Lima Metropolitana y el Callao concentran la mayor cantidad de pacientes.

MIRA TAMBIÉN: COVID-19: la importancia de las terapias de recuperación post-coronavirus

Esta enfermedad se cura siempre y cuando se diagnostique de manera oportuna y la persona concluya el tratamiento. Aquí radica la importancia de aprender a identificar sus síntomas y ser disciplinados con las indicaciones del especialista. De lo contrario, el paciente pondrá en riesgo su vida y la de sus seres queridos.

El infectólogo Julio Cachay, de la Clínica Ricardo Palma, explica que la tuberculosis ataca principalmente a los pulmones, pero también puede afectar a otros órganos por vía sanguínea o linfática. Sus síntomas más frecuentes son: fiebre, transpiración, pérdida involuntaria de peso, tos con flema por más de 15 días o con rastros de sangre, dolor de pecho, debilidad y cansancio.

MIRA TAMBIÉN: Fatiga ocular en niños: ¿Cómo prevenirla?

El diagnóstico es sencillo. Ante la sospecha de la patología, se realiza una auscultación pulmonar con un estetoscopio, análisis de laboratorio, radiografía de tórax y un cultivo de esputo (prueba definitiva).

Frente a una tuberculosis activa, la pauta farmacológica dura 6 meses con 4 fármacos. Es fundamental que la persona termine el tratamiento para evitar que la tuberculosis se vuelva farmacorresistente.

¿Qué significa esto? Cuando los medicamentos no se toman de manera rigurosa, las bacterias se multiplican y se hacen más fuertes, en consecuencia, son más difíciles de combatir. Casi siempre el paciente debe empezar otro tratamiento, con farmacología distinta y pasará más tiempo enfermo.

MIRA TAMBIÉN: ¿Qué es la enfermedad renal crónica y cómo prevenirla?

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

Si su examen de esputo dio positivo, aplique las siguientes medidas en su casa para evitar contagios: duerma en una habitación separada, sin contacto con otras personas. Ventile los ambientes para que circule aire y no se concentren gérmenes. Corra las cortinas para iluminar los ambientes, la luz natural tiene altas probabilidades de debilitar y hasta eliminar la bacteria. Use mascarilla para taparse la nariz y boca.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR: