El 15 de febrero de todos los años se conmemora el día internacional de cáncer infantil, con el fin de sensibilizar y generar conciencia entre la población de que los pequeños también sufren de esta enfermedad. (Foto referencial: Shutterstock)
El 15 de febrero de todos los años se conmemora el día internacional de cáncer infantil, con el fin de sensibilizar y generar conciencia entre la población de que los pequeños también sufren de esta enfermedad. (Foto referencial: Shutterstock)
Redacción EC

Cada 2 minutos se diagnostica a un niño con cáncer en el mundo. Anualmente se reportan 300 mil nuevos casos de neoplasias malignas infantiles. El 80% de los pequeños viven en países en vías de desarrollo, según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud.

MIRA TAMBIÉN: Día Internacional del Cáncer Infantil: la angustia de luchar contra esta enfermedad en un país sin cultura de donación

En el Perú, se estima que cada año se registran 1,800 nuevos casos de cáncer infantil, de los cuales 1,350 serán oficialmente diagnosticados. 450 niños y adolescentes morirán sin saber que sufrieron esta enfermedad. Lamentablemente, el 60% de los pequeños llegan en estadios avanzados, lo que disminuye la posibilidad de curación

Hasta el momento no se conocen las causas de la mayoría de cánceres infantiles; sin embargo, el 5% está asociado a mutaciones genéticas. Los síndromes de Beckwith - Widerman, Down o Li- Fraumeni o enfermedades como Neurofibromatosis tienen un riesgo incrementado de desarrollar neoplasias malignas.

La oncóloga pediátrica Esmeralda León, de la Clínica Ricardo Palma, señala que el cáncer en niños y adolescentes no es prevenible como otras patologías; pero si se detecta de manera precoz y se recibe un tratamiento oportuno, la posibilidad de curación es alta. Aquí radica la importancia de llevar a los pequeños a sus controles médicos, sobre todo, si tienen factores de riesgo asociados a neoplasias.

MIRA TAMBIÉN: Óscar Ugarte juró como nuevo ministro de Salud tras renuncia de Mazzetti

SEÑALES DE ALERTA

Palidez, moretones inexplicables, fiebre persistente por más de 7 días sin motivo aparente, cambios de comportamiento, dolores de cabeza que han ido en aumento acompañados de vómitos y náuseas, inapetencia, pérdida de peso o fatiga en los últimos 3 meses, pupilas de color blanco, estrabismo reciente, inflamación de ganglios mayores de 2 cm por más de 3 semanas son algunas de las señales que pueden advertir un posible cáncer infantil. En estas circunstancias, lo mejor es que el menor sea examinado por un especialista capacitado lo más pronto posible.

La doctora León explica que contrariamente a lo que se piensa, el cáncer infantil tiene mayor tasa de sobrevida, más posibilidades de curación y el tratamiento es mejor tolerado por los niños y adolescentes. En países desarrollados, la tasa de curación puede llegar hasta un 80%; no obstante, en nuestro país es altamente variable: entre el 30 y 90%, dependiendo de la patología.

En este sentido, refiere que es muy importante mejorar el acceso y la atención integral del paciente, que involucra desde la sospecha del mal, pasando por un diagnóstico temprano, tratamiento oportuno, recuperación adecuada hasta la capacitación de profesionales de la salud que atienden menores y la concientización de la población sobre esta enfermedad.

MIRA TAMBIÉN: Ley de cáncer infantil: promulgación de norma garantizará atención a niños y adolescentes, según Defensoría del Pueblo

APOYO EMOCIONAL

Cuando un niño recibe el diagnóstico de cáncer, todo su mundo cambia y es natural que sienta miedo, rabia e incertidumbre. Es fundamental transmitirle tranquilidad y explicarle que podrá continuar realizando sus actividades habituales, pero con los cuidados de un paciente en tratamiento. Es muy importante que padres y cuidadores aprendan a manejar su estrés de manera adecuada. De esta forma, el menor se sentirá menos preocupado y temeroso. Converse con el oncólogo tratante para saber qué tipo de información compartirá con el pequeño.

Algunas familias prefieren que los adultos reciban primero los reportes médicos para luego conversar con el niño. Otras optan por recibir todos juntos la información. Esto depende de cada familia. No obstante, en cualquier situación el apoyo multidisciplinario de oncólogos, psicólogos nutricionistas, rehabilitadores y enfermeras es esencial para hacer más llevadera esta experiencia.

El 15 de febrero de todos los años se conmemora el día internacional de cáncer infantil, con el fin de sensibilizar y generar conciencia entre la población de que los pequeños también sufren de esta enfermedad. Esta puede tener una alta tasa de sobrevivida si es diagnosticada de manera temprana y con un tratamiento oportuno. La investigación continua es para lograr mejores resultados y curar a más pacientes.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR: