Redacción EC

A sus 73 años, Osvaldo Piazza vive en Belgrano, a pocas cuadras del estadio Monumental de Nuñez (Argentina). El extécnico de se encuentra bien de salud y debido a la pandemia del covid-19 no ha podido viajar a Saint-Étienne (Francia) ciudad donde brilló como jugador por el año 1972, dónde estuvo siete temporadas.

MIRA ACÁ: Cristal vs. Universitario EN VIVO vía GOL PERÚ: Final de la Liga 1

El Comercio charló con Osvaldo Piazza, técnico que sacó campeón nacional a Universitario por el año 1998, a pocas horas del partido ante Sporting Cristal para recordar aquél título de hace 22 años.

¿Qué recuerda de aquel título de 1998?

Recuerdo que llegamos a esa final porque nosotros fuimos el mejor equipo en el Apertura saliendo campeones. Después sufrimos, no es excusa, porque no tuvimos el mismo nivel y cambiamos algunos jugadores. Dentro de ese sistema se lesiona Mauro Cantoro, perdiendo una pieza muy importante. Es así que no lo tuvimos en la final por ejemplo y el mejor equipo en el Clausura fue Sporting Cristal, que demostró estar por encima de nuestro nivel y por eso ambos llegamos a la final.

¿Y cómo vivió las horas previas a esa final?

Yo estaba un poco esclavo de mis propias palabras ¿no? porque cuando yo bajé del avión y llegué a Lima estaban ustedes los periodistas, dónde yo dije que estaba muy contento de venir a Lima y que sea Universitario, quien me haya contratado para ser campeón. Si yo llego a ser segundo no hago una buena campaña. Uno se hace esclavo de sus propias palabras porque uno tiene que rendir y programar un rendimiento antes que se conozca todo es muy difícil. Además. se vive con nerviosismo de enfrentar al mejor equipo del momento. Con las bajas de Grondona y Cantoro, tuvimos que replantear el partido y con todo esos nervios, sacamos el carácter para estar preparados en ese duelo. Los penales fue angustiante, ya que tienes que tener calma, Hay que ser resistente de nervios, cautos, tener la mente fría y el corazón caliente.

¿Qué les dijo a sus muchachos segundos antes de la tanda de penales?

A mí lo que me asombró en eso que me preguntas. Un jugador como Casas, que había jugado pocos partidos y me pidió patearlo. En definitiva lo erró, pero tuvo todo el coraje de patearlo. Por eso digo, hay que inculcarle al jugador el carácter. Yo recuerdo las palabras del ‘Coco’ Araujo: “Profe nos exigía mucho, pero sobre todo nos exigía el carácter y estar atento a la marca para nos distraernos. Nos enseñaba la concentración”. Eso fue un plus que teníamos en el equipo por ese año.

El penal de Eduardo Esidio, ¿Cómo la vivió?

Lo grité con todo porque había sido muy criticado yo por haberle dado la posibilidad de que un jugador enfermo se cure y juegue siendo el goleador del campeonato. Sobre todo marcando ese gol definitorio que nos hizo ser campeones en Perú. Sufrió él y yo porque hubo gente que me criticó mucho. Salí corriendo de lo contento que estaba porque no tuve tiempo de festejar, el avión salía dos horas después para Buenos Aires. Me dio una alegría inmensa que me devolvió la confianza con creces saliendo goleador y llegando a ser en la final el jugador clave.

Hubo un mix de jugadores líderes y jóvenes ¿Fue muy difícil convencerlos de que podían conseguir el objetivo?

Hicimos un equipo muy compacto, bien equilibrado con jugadores pilares muy importantes como el caso de: Óscar Ibañez, Carranza, Guadalupe, ‘Cheta’ Dominguez, Mauro Cantoro, Gustavo Falaschi, Eduardo Esidio y jugadores jóvenes que pusimos como: Luis Cordero, ‘Machito’ Gómez, Matellini, Carrión, Piero Alva, Ferrari era un jugador que trabaja bien y en el campo bien dotado, Araujo. Los jugadores experimentados aceptaron a los chicos y los más jóvenes aprendieron a tener la misma ganas de salir para adelante.

¿Qué situación complicada vivió en 1998 con Universitario?

No había confianza en lo más chicos que empecé a poner. El primero fue Jorge Araujo cuando se lesiona Edson Domínguez. Empezamos a jugar con Gustavo Falaschi y Araujo, quien no había jugado en Primera y tuvo un buen rendimiento tanto en el juego aéreo y con el balón en los pies. Estuvo siempre concentrado y seguro. Después puse a ‘Machito’ y Cordero, quien este último fue muy criticado por su físico, pero demostró sus cualidades técnicas. Matellini, un jugador que tenia un quite, una responsabilidad y entrega continua. Fue tanto la crítica porque no se estaba acostumbrado a jugar con chicos jóvenes en el Perú. Me alegra que Comizzo lo haga y le dé posibilidades a los chicos. A mi se me conoce por haber campeonado y darle la responsabilidad a un chico, al cual le faltaba carácter y junto a sus compañeros experimentados le ayudaron e inculcando esa responsabilidad. La pichanguita no es jugar el fútbol, eso es para gente grande que va a divertirse. El fútbol no es diversión, es una responsabilidad.

¿Qué recuerdo tiene de la ´U’?

Vi esa fuerza que le daba el hincha con su aliento al equipo en la cancha. Le deseo lo mejor siempre a la ‘U’ y que consiga el título.

¿Tiene algún contacto con un expupilo?

Hablé seguido con Mauro Cantoro, con ‘Machito’ Gómez, Jorge Araujo y me encontré con Carrión en Saint-Étienne, quien me vino a visitar desde Hamburgo (Alemania). Él trabaja y es jefe en un laboratorio en Alemania dónde en Francia almorzamos junto a Miguel Trauco pasando un lindo momento. También charlé con Luis Cordero. Óscar Ibañez y Manuel Barreto

¿Cómo usted viene viviendo la pandemia?

Difícil porque estoy en zona de riesgo, ya tengo 73 años. Cambie tres veces el pasaje a Francia por la pandemia. Me hace sentir un poco mal porque necesito de mis amigos, de la gente Saint-Étienne porque uno llega a una edad donde necesita ese cariño que le dan a uno y me hace bien. Hoy estoy encerrado en mi casa y sufre lo que no puede tener. Sería mucho peor estar contagiado. Tuve a tres ex compañeros de Saint-Étienne que tuvieron el virus y uno está inquieto por saber como están. Esta pandemia nos hace vivir de otra manera, cuando uno está mayor es más complicado. Vivir encerrado y no ver una mejoría es muy difícil porque no vemos la solución. El factor de riesgo somos las personas de la tercera edad y encerrarnos es como meternos en el hospital.

VIDEO RECOMENDADO:

Fútbol peruano: Sporting Cristal vence 2-1 a Universitario en primera final
En un intenso cotejo, Sporting Cristal superó 2-1 a Universitario de Deportes en el enfrentamiento de ida por la definición del campeonato del fútbol peruano.

TE RECOMENDAMOS LEER: