Redacción EC

La Policía de Australia no solo destaca por su efectivo trabajo en la lucha contra el crimen, sino también por los autos que utiliza. Hace unos meses anunciaron la adquisición de un deportivo , y ahora hacen lo mismo con uno de origen alemán.

Esta vez la institución del estado de Victoria ha sumado a su flota de patrullas un , la versión más extrema del famoso deportivo. A diferencia del Type R, este auto sí podrá ser utilizado por los agentes para las persecuciones policiales.


La nueva patrulla llega a la Policía de Victoria gracias a una cesión de que se extenderá por los próximos 12 meses. Luego de dicho periodo, el auto regresará al concesionario para ser vendido como vehículo seminuevo, aunque sin los distintivos del auto policial.

En lo referido a sus especificaciones, el BMW M5 Competition llega equipado de un motor V8 biturbo de 4.4 litros que desarrolla 625 HP y 750 Nm de torque. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3.3 segundos y alcanzar una velocidad tope de 300 km/h.

Gracias a esta gestión entre la Policía de Victoria y la firma alemana, la institución ha logrado ahorrar casi US$ 170 mil, que es el precio promedio del BMW M5 Competition en distintos mercados de Europa.