Redacción EC

La lucha de las marcas por lograr posicionar sus producciones en la prestigiosa lista de vehículos que logran batir un record data de hace muchos años. Y uno de ellos fue , cuyo modelo M1 logró alcanzar la velocidad de 301.4 km/h.

Aunque no llegó a homologarse, este apareció en la noticia durante esa época. El récord fue obtenido en el circuito alemán Ehra-Lessien, y el protagonista de esta marca fue el piloto austriaco de la Fórmula 1, Harald Ertl.

El auto salió de fábrica en 1979. Sin embargo, no fue hasta 1981 que Ertl se hizo dueño de este BMW con propulsor de seis cilindros en línea con turbocompresor, 3.5 litros y 400 hp de potencia.

Este peculiar tenía como novedad  poder funcionar con gas licuado de petróleo (GLP). Pero, además de ello, contaba con una serie de modificaciones estéticas tanto en su aspecto frontal como la posterior.

ABANDONO TOTAL
A pesar de haber alcanzado la gloria, este no tuvo un desenlace esperado. Su dueño, Harald Ertl, murió en un accidente de avión en 1982. Desde entonces, el auto pasó por distintos dueños que no supieron cuidarlo.

Hoy el auto se encuentra abandonado. Sin embargo, el BMW cuenta con los argumentos necesarios como para llamar la atención de los coleccionistas y pasar por un proceso de restauración.

Por ello, el auto será subastado el Techno Classica Essen, un evento organizado por la compañía británica Coys of Kensington. El precio fijado para este BMW M1 de 1979 es de US$ 325 mil.

TAGS RELACIONADOS