Volvo ha anunciado la instalación de cámaras al interior de sus modelos de autos que identificar cuando el conductor se encuentra en estado etílico. (Foto: Volvo).
Volvo ha anunciado la instalación de cámaras al interior de sus modelos de autos que identificar cuando el conductor se encuentra en estado etílico. (Foto: Volvo).
Redacción EC

presenta novedades en el tema de seguridad. Con el objetivo de evitar accidentes ocasionados al interior de sus modelos, la compañía sueca instalará cámaras al interior de los habitáculos y sistemas contra la intoxicación y distracción. Este se complementará con una función que combate el límite de velocidad de los distintos modelos.

Estos aspectos conforman un tridente en la visión de Volvo Cars para reducir considerablemente el número de accidentes de tránsito. Pero eso no solo requiere de la innovación en cuanto a los sistemas de seguridad del vehículo, sino también en el comportamiento de los conductores.

► 

► 

Un reciente informe presentado por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), casi el 30% de accidentes mortales de tránsito registrados en los Estados Unidos durante el 2017 implica la participación de conductores intoxicados.

Frente a ello, Volvo considera que dicho estado puede combatirse con la instalación de cámaras al interior del auto que sean capaces de monitorear al conductor e identificar si se encuentra intoxicado. Este podrá registrar si el conductor no responde a las señales de advertencia y está expuesto a sufrir un accidente.

ACCIONES PREVENTIVAS
La intervención de este moderno sistema de seguridad se basa en limitar la velocidad del auto, enviar una alerta al servicio de asistencia de Volvo Call, entre otros. Por último, en casos extremos el auto reducirá automáticamente la velocidad y se estacionará de manera segura.

Henrik Green, vicepresidente senior de Investigación y Desarrollo de Volvo Cars, el objetivo de la compañía es evitar el 100% de accidentes, a diferencia de otras compañías que solo buscan limitar el impacto. "En este caso, las cámaras monitorearán el comportamiento que puede provocar lesiones graves o la muerte", asegura.