Redacción EC

El Easter Safari es una actividad para todos los amantes de las camionetas Jeep que se desarrolla desde 1980 en el desierto de Moab, en el estado norteamericano de Utah. Para la edición del 2018, del 1 de abril, la marca acaba de presentar siete novedosas unidades.

La primera es la denominada Sandstorm, la misma que está inspirada en la famosa competencia off road Baja 1000. Equipa un V8 de 6,4 litros, caja mecánica de seis y una suspensión de largo recorrido. La 4SPEED es la más ligera de estas novedades, con una carrocería que añade fibra de carbono en varias de sus partes. Además, el motor es un cuatro en línea de 2 litros turbocargado, que dirige su fuerza hacia neumáticos súper anchos.

La Wagoneer Roadtrip es el clásico modelo de Jeep para el viaje familiar y uno de los precursores del segmento SUV. Antes de que se lance una nueva generación, este modelo se luce en el evento con un V8 Hemi de 5,5 litros, en lugar del seis en línea original.

En un claro homenaje a su camioneta de entrada Renegade, Jeep ha nombrado a este modelo B-Ute, que es una de las unidades mostradas más compactas. Por dentro cuenta con detalles en matices Carbonita y Piano Black. Equipa un motor de 2,4 litros y caja automática de nueve marchas.

Nacho es la propuesta de Jeep para mostrar lo mejor de su catálogo de accesorios Mopar, además de los ganchos y eslingas Warn. Su motor es un cuatro en línea de 2 litros con turbocargador. La J-Wagon es la propuesta que une lo mejor del mundo urbano con el de todoterreno. Resalta su snorkel, iluminación de tipo militar y sellado adicional de la cabina para evitar el ingreso de agua.

Esta Jeepster le rinde homenaje al modelo del mismo nombre que nació en 1966 y que ahora está construida sobre la base de una Jeep Wrangler Rubicon. Por fuera posee tres tonos, mientras que adentro tiene una jaula anti vuelcos, asientos de cuero negro y espacios para herramientas.

TAGS RELACIONADOS