Redacción EC

En 1989, la primera generación del llegaba a Estados Unidos para hacer su debut. Desde entonces, el deportivo japonés se convirtió en un referente de la época, manteniendo su fama hasta el día de hoy.


Por aquellos años, el era un concepto creado en Japón y que posteriormente fue presentado en el Drake Hotel de Chicago. Aquel concepto llevaba un motor SOHC V6, pero para su producción fue reemplazado por VTEC.

Hoy, 30 años después de la aparición del NS-X Concept, Acura ha elegido el Salón de Chicago como el evento principal que el que realizará una serie de presentaciones para celebrar sus tres décadas en el mercado.

Entre los principales argumentos que ofrecía el Acura NSX para resaltar entre sus competidores se encontraba su moderno y revolucionario diseño para la época, lo cual le hizo ganarse el apodo del ‘Ferrari japonés’.

La carrocería del NSX, por su parte, se encontraba fabricada completamente en aluminio. Además, el modelo de -que llegó a Estados Unidos bajo la firma de Acura- contaba con un sistema de tracción inteligente.

Fue recién en 1991 que el primer saldría a las pistas. Este montaba un motor VTEC V6 de aluminio que producía una potencia de 270 caballos. A diferencia de los modelos de Honda pensados para el mercado europeo, el Acura era menos radical.

Recordemos que el fue conducido por el mismo piloto de la F1 Ayrton Senna, quien probó sus prestaciones en el circuito japonés de Suzuka. Hoy, luego de tres décadas, el deportivo ha demostrado que tiene más de un argumento para mantenerse vigente.

TAGS RELACIONADOS