Redacción EC

El recibió un regalo poco usual, un completamente nuevo y especial fabricado sobre un Dacia Duster, que fue entregado hasta las puertas de la residencia del pontífice.

Como debe de ser, la carrocería está pintada en beige, mismo tono que encontramos en la tapicería interior. Presentes durante la entrega estuvieron Christophe Dridi, CEO de Grupo Renault en Rumanía y Xavi Martinet, director de la misma marca en Italia.

Esta creación fue desarrollada por la división de necesidades especiales de Dacia en conjunto con una compañía carrocera rumana llamada Romturingia. Por dentro cuenta con una configuración para cinco pasajeros y accesorios específicamente diseñados para su uso como vehículo en el Vaticano.

La segunda fila tiene una banca en la que el Papa puede subirse y salir por el techo practicable que cuenta con una protección externa similar a lo que hemos visto en los papamóviles pasados. También, se ha rebajado su altura al piso 30 milímetros para facilitar el acceso y tiene algunos apoyos en la parte interior para que viajen seguros todos los ocupantes.

“Queríamos darle este regalo a Su Santidad para demostrar que siempre tiene un compromiso con poner al hombre como el centro de sus prioridades,” aseguró Xavi Martinet.

Recordemos que Duster es un modelo que ha comenzado a ganar popularidad últimamente, especialmente en Europa, pues en el mes de agosto fue el segundo vehículo más vendido en dicho continente, solo detrás del Volkswagen Golf que vendió 26,411 unidades en comparación a las 19,451 de Duster.

Mira la galería de fotos y conoce más del Dacia Duster.

Con información de El Universal / GDA