(Foto: Captura de Youtube)
(Foto: Captura de Youtube)
Redacción EC

Decenas de conos y cajas dispuestos en curvas y círculos forman un circuito digno de cualquier competencia profesional de drifting, una práctica que consiste en derrapar el coche a altas velocidades y que supone un control extremo del vehículo. Sin embargo, esta vez, dicho circuito no lo correrá un avezado conductor, lo hará un de forma autónoma. Una razón más para amar al mítico coche que acompañara las aventuras de Marty McFly y el doctor Emmett Brown en clásico del cine “Volver al Futuro”.

Este alucinado proyecto, que llevó por nombre Marty, fue desarrollado por un grupo de ingenieros de la Universidad de Stanford. Ellos adaptaron el DeLorean para hacerlo un coche de drifting autónomo, guiado únicamente a través de coordenadas de GPS y algoritmos.

Pero no se trata de solo una locura de ingenieros, con este proyecto se buscó crear condiciones de manejo autónomo más seguros, que puedan ser utilizados en proyectos futuros. Mira el resultado del proyecto en este video.