Aunque el hecho ocurrió hace un año, recién se hacen públicas las imágenes de ese fatal hecho por el mismo dueño del Ferrari, Zahid Khan. (Youtube)
Aunque el hecho ocurrió hace un año, recién se hacen públicas las imágenes de ese fatal hecho por el mismo dueño del Ferrari, Zahid Khan. (Youtube)
Redacción EC

Casi tan doloroso como ver los videos de accidentes automovilísticos en , lo es ver cómo se destrozan super autos con grúas. Y esto es lo que acaba de pasar con nada menos que un 458 Spider.

Según reporta la edición en español de Car&Driver, la historia comenzó en 2017 cuando el joven millonario Zahid Khan fue abordado por la policía de Londres, porque pensaron que el auto de más de 250 mil dólares era robado.

Cuando Khan les mostró que no era así, los efectivos se dieron cuenta de que el deportivo italiano no tenía el seguro adecuado y estaba catalogado como de “categoría B”, lo que quería decir que tenía prohibido circular por la vía pública pues había sido reparado luego de un grave accidente.

Cuando los policías incautaron el vehículo, el dueño presentó un reclamo para recolectar toda la documentación correspondiente y recuperarlo, pero nunca imaginó que le dirían que su vehículo ya había sido enviado al deshuesadero.

Aunque el hecho ocurrió hace un año, recién se hacen públicas las imágenes de ese fatal hecho para todos los amantes del automovilismo, quienes ven cómo una de las joyas de Ferrari termina como cualquier traste viejo.