Renato Girón

Hablar de es referirse, para muchos, del mejor piloto en la historia de la Fórmula 1. El brasileño nació el 21 de marzo de 1960 en Sao Paulo, Brasil, y debutó en la máxima categoría del automovilismo en 1984, como miembro de la escudería Toleman.

El primer acercamiento de con los vehículos de motor lo tuvo cuando tenía cuatro años. Se trataba de un kart, con el que demostró gran habilidad para la conducción. Eso emocionó a su padre, quien le compró distintos karts de mayor cilindrada en años posteriores.

Con tan solo siete años, el pequeño demostró que podía conducir el Jeep familiar. Esto, sumado a su temprano talento con los karts, motivó a que su padre lo aliente a que entre en las competencias en su país.

La destreza de en la conducción lo puso en el ojo de varios equipos. Sin embargo, no fue hasta el año 1984 que cumpliría su sueño de pequeño: debutó como piloto del equipo Toleman en la .

Una vez en el equipo británico, la habilidad de Senna no dejó de sorprender. Primero, en aquella temporada de debut logró alcanzar el segundo puesto en Mónaco. Toda una hazaña para un joven piloto que competía con un monoplaza que era ajeno al podio.

En 1988, Ayrton Senna llegó a y logró el primero de sus tres campeonatos mundiales con el equipo de Woking. La historia se repetiría en los años 1990 y 1991. Sin embargo, un año después no tuvo una buena temporada, pero logró recuperarse para 1993, aunque sin lograr el trofeo.

Para 1994, Senna deja McLaren para firmar por la escudería británica Williams. El brasileño no arrancó bien la temporada, ya que mostró incomodidad con el monoplaza FW16 y destacó en diversas oportunidades la necesidad de corregir algunos errores.

Luego de culminar de manera temprana sus participaciones en el GP de Brasil y el GP de Japón, llegó al circuito de San Marino, en Imola, para disputar la tercera cerrera de la temporada.

“No puedo conducir", comentó Ayrton Senna al llegar al circuito. Quizás se trataba de un presagio, ya que el monoplaza protagonizó un accidente fatal en la séptima vuelta, al no tomar la curva Tamburello y estrellarse contra el paredón de cemento a 218 km/h.

Aquel domingo 1 de mayo de 1994, cuando el reloj marcaba las 18:40, representantes del hospital Maggiore de Boloña certificaron el deceso del piloto brasileño. Ese día murió , pero nació una leyenda.

VIDEOS RECOMENDADOS

El emotivo vídeo del último adiós de Ayrton Senna.

El emotivo vídeo del último adiós de Ayrton Senna. (Vídeo: Youtube / Foto: AP).

Mira el minidocumental de National Geographic en homenaje a Ayrton Senna

Mira el minidocumental de National Geographic en homenaje a Ayrton Senna. (Video: Youtube / Foto: AP).

TE PUEDE INTERESAR