Redacción EC

Los seguidores de recuerdan su debut con el equipo por el año 1996, cuando se montó sobre un poco eficiente F310. Sin embargo, son pocos los que saben que ese no fue el primer monoplaza de la escudería italiana que condujo el ‘káiser’.

Al llegar a Maranello, ‘Schumi’ se trepó al volante del . Ocurrió el 16 de noviembre de 1995, en Fiorano, cuando Schumacher fue invitado por Luca Cordero di Montezemolo, presidente de la compañía, a conocer todos los detalles de su nuevo equipo.

Como parte de esa visita, Michael Schumacher aprovechó para dar algunas vueltas con el Ferrari 412 T2 que había sido utilizado en la temporada 1995 por el francés Jean Alesi. Era un debut no oficial para el alemán.

El monoplaza utilizado por Schumacher llevaba el chasís número 157 y equipaba un motor V12. Ese fue precisamente el último año en que la permitió dichos motores para la competencia, para luego dar pase a los motores V10.

Esa no fue la única vez que Michael Schumacher logró pilotear el Ferrari 412 T2. También lo hizo en el circuito de Estoril, donde logró superar en siete décimas al pole position conseguida meses atrás por el piloto Gerhard Berger.

AHORA EN SUBASTA

Luego de la prueba realizada por ‘Schumi’ en el circuito portugués, el monoplaza de Ferrari desapareció, para luego pasar por varios propietarios. Finalmente, en el año 2000, pasó a manos del piloto y coleccionista Klaas Zwart, quien lo utilizó para promociones.

El registro de indica que el monoplaza regresó a Maranello en el 2018 para recibir su certificación. Para ello, pasó por una minuciosa revisión y restauración con piezas originales.

Hoy, años más tarde, el Ferrari 412 T2 no cuenta con un dueño. Sin embargo, esta vez la casa británica Girardo & Co., ha decidido exponerlo en el Rétromobile 2020 en búsqueda de un millonario interesado en adquirirlo.