Sebastian Vettel es el piloto más rentable. Ha formado parte de los equipos BMW, Toro Rosso, Red Bull y Ferrari. (Foto: Agencias).
Sebastian Vettel es el piloto más rentable. Ha formado parte de los equipos BMW, Toro Rosso, Red Bull y Ferrari. (Foto: Agencias).
Redacción EC

El es un deporte que mueve varios millones. Y si nos referimos a la máxima categoría, la , las cifras aumentan considerablemente. Por ello, resulta determinante el beneficio económico que generan los pilotos para sus equipos.

Un estudio elaborado por la revista señala que el piloto más rentable es . A lo largo de su trayectoria en la Fórmula 1, el alemán ha generado un total de US$ 509 millones para sus equipos BMW, Toro Rosso, Red Bull y Ferrari.

El alemán Vettel incluso llega a superar a Lewis Hamilton, piloto de Mercedes que cuenta con un nutrido palmarés donde se cuenta un mayor número de títulos y victorias. El británico ha generado ingresos por poco más de US$ 447 millones.

Esto se explicaría, principalmente, por no contabilizar la temporada 2017 (año del debut de Hamilton). En aquel año, el equipo McLaren quedó excluido de mundial, por lo que no se registró ingresos.

Sebastian Vettel es el piloto más rentable. Ha formado parte de los equipos BMW, Toro Rosso, Red Bull y Ferrari. (Foto: Agencias).
Sebastian Vettel es el piloto más rentable. Ha formado parte de los equipos BMW, Toro Rosso, Red Bull y Ferrari. (Foto: Agencias).

Por otro lado, otro factor a tomar en consideración son las veces que Hamilton fue superado por sus compañeros de equipo (Button, en el 2011; y Vette, en el 2014). Mientras que Sebastian Vettel solo fue superado por Ricciardo en el 2014.

El estudio realizado por Forbes toma como punto de medición la cantidad de dinero ingresado en el equipo a manos del piloto. Por ende, quedar detrás del compañero de equipo durante una temporada significa perder dinero.

Los años en competencia también resultan un factor determinante para esta lista. Por ello, Kimi Raikkonen ocupa la tercera posición. El piloto finlandés realizó su debut en el 2011, y aunque se alejó de los circuitos por dos años (2010-2011), ha generado ingresos por casi US$ 385 millones.