Redacción EC

La marca italiana Martini vuelve a la Fórmula 1, esta vez como auspiciador del equipo Williams. Este último presentó su nuevo monoplaza con los colores de la marca de vermú que tan conocida se hizo en la F1 cuando auspicio a equipos como Brabham, Lotus e incluso Ferrari, aunque en este último no estampó sus llamativos colores.

El monoplaza de Williams presenta sobre blanco las franjas clásicas de la marca en dos tonalidades de azul y una roja que hacen imposible no asociarlo con el Brabham de 1974. Martini Racing vuelve justo en un año en que Williams aparece como uno de los candidatos a sorprender y aprovechando su motor Mercedes –el mejor tras las prácticas- podría volver al sitial que ocupó en años anteriores.