Redacción EC

Los aficionados de Ferrari de todo el mundo ya tienen un nuevo lugar al que deben ir antes de morir. Se trata del Museo Enzo Ferrari en Modena, que reabrió a manera de celebración por el reciente aniversario del nacimiento de Enzo Ferrari (18 de febrero de 1898).

El museo cuenta con una serie de modelos actuales e históricos del Cavallino Rampante así como salas que sirven de homenaje para los pilotos de Fórmula 1 y el resto de figuras de la escudería italiana.

Además en la cúpula cuenta con 19 proyectores que nos muestran la vida de Enzo Ferrari y se puede visitar la que fuese la casa del fundador de la marca italiana que mantiene su estructura. La reapertura estuvo a cargo de Luca di Montezemolo, presidente de Ferrari y Piero Ferrari, hijo de Enzo.