Redacción EC

Las personas que vieron la serie Fast N’Loud recordarán al , uno de los protagonistas del taller de Dalas, Texas, conocido mundialmente como Gas Monkey Garage. Hoy, dicho ejemplar ha salido a la venta.


La historia nos cuenta que este fue tomado como una ‘chatarra’ luego de sufrir un accidente. Richard Rawling y Aaron Kaufamn, representantes de Gas Monkey, no dudaron en pagar US$ 400 mil e iniciar un inusual proyecto de restauración.

Luego de invertir otros US$ 300 mil, el equipo de amantes de motor decidió realizar algunas locas modificaciones en el deportivo italiano. Lo primero fue cambiar aquel rojo característico de Ferrari por una pintura negra.

Seguido de eso, el recibió algunas mejoras mecánicas que generaron controversia. Así, se le instalaron unos turbocompresores nuevos, un embrague de alto rendimiento, se modificó el sistema de escape, adquirió unas luces LED, llantas HRE, entre otros.

Tras las modificaciones, el de Gas Monkey participó de una subasta. El ganador fue el beisbolista Reggie Jackson, quien en el 2014 pagó US$ 742.500 por el deportivo italiano. Sin embargo, un año más tarde lo vendió por aproximadamente US$ 650 mil.

Luego de ello, el Ferrari pasó a manos de Richard Scott, quien luego de una investigación policial tuvo que desprenderse del Ferrari. El F40 pasó a manos de las autoridades y, ahora, se sabe que saldrá a subasta el próximo 7 de febrero por Apple Towing Company.

Actualmente, la puja por el inicia en medio millón de dólares. Sin embargo, se sabe que el monto aumentaría considerablemente, pues incluso el propio Richard Rawlings está interesado en pagar por este capricho.

TAGS RELACIONADOS