Redacción EC

Los accidentes de tránsito son una de las principales causas de muerte a nivel mundial, así lo afirma la Organización Mundial de la Salud, que señala que el uso del puede reducir hasta en 50% la muerte en un .

Por eso es necesario usarlo siempre y de forma correcta: el cinturón debe pasar sobre tu hombro y no por debajo de tu brazo, como suelen hacerlo algunos conductores. Lo que no saben es que al hacerlo de esta forma podrían resultar con lesiones en órganos internos o fractura de costillas en un accidente.

Si eres de los que odian usar el cinturón de seguridad o no consideras que sea un elemento muy importante, Marco Bolívar, gerente comercial de IncaPower, nos da cinco razones para que cambies de opinión y empieces a abrochártelo.

1. Es la ley: no llevar el cinturón abrochado es considerada una falta grave que se atribuye al conductor del vehículo y es sancionado con una multa de 336 soles. Cabe precisar que los cinturones deben ser usados tanto en la parte delantera como posterior.

2. Ayudan a las bolsas de aire. Estas cumplirán su trabajo al 100% si el conductor y los pasajeros están asegurados adecuadamente a sus asientos. El no usar cinturón de seguridad podría provocar que tu cuerpo no permanezca en la posición en la que el airbag puede protegerlo.

3. Son la mejor defensa. El conductor o pasajeros que no usen este accesorio pueden convertirse en proyectiles durante un accidente. Si lo tienes desabrochado, puedes salir fácilmente expulsado a través de las ventanas delanteras o laterales, lo que te podría provocar la muerte.

4. Podrían salvarte la vida. Usar el cinturón de seguridad aumenta tus posibilidades de estar alerta y salir ileso si se produce un accidente que provoca un incendio o si el auto se sumerge bajo el agua, lo que significa que sus posibilidades de salir también aumentan.

5. Invalidaría tu seguro. Si tienes un accidente automovilístico y deseas reclamar a tu seguro, no obtendrás ningún beneficio si se descubre que no llevabas puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente. Las compañías de seguros investigan el accidente a detalle y muchos no se responsabilizan por los daños que se podrían haber evitado fácilmente. Para saber más de ello, habla con tu aseguradora para aprender más sobre el tipo de cobertura al que accediste.

Recuerda que es tu responsabilidad como buen conductor garantizar tu propio bienestar y el de los demás.

RELACIONADAS