El vehículo de Sea Bubbles alcanza una velocidad máxima de 12 km/h.
El vehículo de Sea Bubbles alcanza una velocidad máxima de 12 km/h.
Ricardo Vílchez

¿Te imaginas pedir un taxi pero que este vaya sobre el agua? En la ciudad suiza de Ginebra ya se viene probando este servicio creado por una empresa francesa llamada SeaBubbles, el cual consta de taxis acuáticos que dicen tener la misma estabilidad sobre el agua que un auto en el asfalto.

Por ahora el vehículo está siendo probado en Suiza, aunque la idea es que para el 2024 esté funcionando en toda Europa, por ciudades con ríos y grandes lagos. El tiempo se debe a que es necesaria la construcción de unas estaciones especiales para los vehículos.

Los ingenieros aeronáuticos de Sea Bubbles han fabricado un muelle autosuficiente donde se carga el vehículo aprovechando la energía solar, la eólica y la mareomotriz.

El vehículo en forma de burbuja cuenta con espacio para cinco tripulantes alcanza una velocidad máxima de 12 km/h planeando sobre unas hidroalas. Una vez finalizado el viaje, el vehículo vuelve a ras del agua y regresa al muelle.

La burbuja cuenta con un paquete de baterías de 20 kWh que genera energía para dos motores eléctricos de 10kW. La idea es que el servicio de taxi se utilice mediante una aplicación, al más puro estilo de empresas como Uber o Taxi Beat.

TAGS RELACIONADOS