introduce una nueva alternativa de entrada que podría calzar bien para un público familiar o incluso comercial.

 

El Polo Sedán está construido sobre la plataforma estirada de la quinta generación de su hermano hatchback. Esto, sumado a una distancia entre ejes superior en 50 mm, le juega a favor para ofrecer un espacio interior de buen tamaño y una destacable capacidad de maletera.

El modelo fue estrenado en el 2010 y ha recibido algunas actualizaciones en el camino, pero el que llega a nuestro mercado tiene lo más reciente de la marca en términos estéticos.

En la siguiente galería, conoce un poco más sobre el Volkswagen Polo Sedán. 

TAGS RELACIONADOS