Si bien la séptima generación del BMW Serie 5 tiene muchas semejanzas con el Serie 7, la diferencia radica en la conducción, que tiene una orientación más deportiva.

A decir verdad, en el Serie 5 encontramos una mixtura perfecta entre el glamour al que nos tienen acostumbrados las marcas premium alemanas y la deportividad -tan adictiva- de BMW. Si miramos la historia reciente del modelo, es probable que este sea el mejor Serie 5 que hayamos visto -y sentido- nunca.

Conoce más detalles del Serie 5 en la siguiente galería.

TAGS RELACIONADOS