El asturiano dio cátedra de cómo se pasa a los rivales, a bordo de su Toyota TS050 Hybrid en el circuito de La Sarthe. (Youtube)
El asturiano dio cátedra de cómo se pasa a los rivales, a bordo de su Toyota TS050 Hybrid en el circuito de La Sarthe. (Youtube)
Redacción EC

Hoy en día, está lejos de tener una campaña tan buena como la de su bicampeonato de en 2005 y 2006. Sin embargo, ha demostrado una vez más que su talento no ha perdido vigencia nada menos que con un triunfo en las .

Y tal como lo muestra este video en , el asturiano dio cátedra de cómo se pasa a los rivales, a bordo de su Toyota TS050 Hybrid en el circuito de La Sarthe.

Al final, el encargado de llegar a la línea de meta fue su compañero Kazuki Nakajima, celebrando inmediatamente con el otro piloto del trío, Sebastian Buemi.

Cabe resaltar que el español fue el único que no tuvo problemas en la carrera, pues mientras el japonés equivocó una entrada en boxes, el suizo realizó una fuerte frenada para evitar un roce contra otro piloto que había perdido el control.

Si bien esta victoria es muy importante para Toyota y Alonso por ser la primera vez que la consiguen, para el actual piloto de McLaren significa mucho más, pues lo acerca al objetivo de la triple corona: ganar en el Gran Premio de Fórmula 1 en Mónaco (2006 y 2007), ganar en Le Mans (2018) y solo le faltarían las 500 Millas de Indianápolis.