En su casa rodante, con la forma de un enorme barril de cerveza, lo acompaña únicamente su perro de raza dachshund y de nombre Jeks. (Youtube)
En su casa rodante, con la forma de un enorme barril de cerveza, lo acompaña únicamente su perro de raza dachshund y de nombre Jeks. (Youtube)
Redacción EC

Muchos de los que han llegado al han tenido que hacer hasta lo imposible para llegar hasta ese lejano país: desde vender el auto, renunciar al trabajo y hasta endeudarse con el banco. Sin embargo, pocos tienen la paciencia de este jubilado que cruzó el continente en .

Como se ve en este video de , realizado por Russia Today, el alemán Hubert Wirth reparó durante los últimos 4 años un viejo tractor de 1936 para que lo lleve a él y su casa rodante hasta Rusia.

Con la experiencia de 30 años como técnico en Mercedes-Benz –tal como lo señala el medio ruso- Wirth puso en funcionamiento el tractor con el objetivo de viajar con calma entre las ciudades europeas.

Como sabía que el tiempo de viaje sería mayor, entró al sorteo de entradas y pidió que se las envíen antes. Afortunadamente ganó y un amigo se las envío a la ciudad polaca de Varsovia, desde donde ha cubierto más de 5 mil kilómetros.

En su casa rodante, con la forma de un enorme barril de cerveza, lo acompaña únicamente su perro de raza dachshund y de nombre Jeks, el mismo que tiene un espacio junto al conductor.