"She-Hulk: Defensora de héroes"
2022
Disney+
Director:
Anu Valia
Actores:
Tatiana Maslany, Tim Roth, Ginger Gonzaga
Género:
Superhéroes, Comedia, Acción
Duración:
35 minutos
Clasificación:
+13
Jennifer Walters (Tatiana Maslany) tendrá que hacer terapia en el último capítulo de "She-Hulk: Defensora de héroes".
Jennifer Walters (Tatiana Maslany) tendrá que hacer terapia en el último capítulo de "She-Hulk: Defensora de héroes".
/ Marvel Studios
Juan Luis  Del Campo

” regresó esta semana con el que fue quizás su mejor episodio desde “¿Esto no es magia de verdad?”, mostrando nuevamente como situaciones relativamente cotidianas pueden tornarse hilarantes en los absurdos mundos de superhéroes como lo es el Universo Cinematográfico de Marvel.

ADVERTENCIA, EN ESTA NOTA HABRÁ SPOILERS

El séptimo episodio de la serie, titulado “El retiro”, gira en torno a una situación cotidiana en la vida de Jennifer Walters (Tatiana Maslany): el hecho que su posible novio Josh (Trevor Salter) ha desaparecido sin dejar rastro tras pasar una noche de pasión junto a ella.

Esta falta de respuesta ha evidentemente irritado a Jen, cuyo fin de semana no es mejorado cuando recibe una llamada del agente de condicional de Emil Blonsky (Tim Roth) por una alerta de mal funcionamiento en el inhibidor que le impide transformarse en la Abominación. Con la posibilidad de que su cliente haya podido violar los términos de su liberación, Jen va en dirección al retiro que Blonsky estableció con sus múltiples almas gemelas para investigar la situación.

Afortunadamente para su trabajo como abogada, la situación de Blonsky parece haber sido un error - aunque la excusa que dió sobre un choque con una cerca electrificada para rescatar a una gallina parece más que sospechosa -, por lo que Jen está libre de volver a Los Ángeles a seguir esperando una de Josh. O lo estaría si su carro no fuera aniquilado entre una pelea entre dos superhumanos.

Estos son Man-Bull (Nate Hurd), quien cuyo nombre lo describe es una especie de minotauro, y El Águila (Joseph Castillo-Midyett), un colorido espadachín quien asegura no ser un matador en parte por lo cliché que haría esta pelea. Ambos son pacientes de Blonsky, quien ahora se gana la vida haciendo terapia para villanos y superhéroes con problemas emocionales.

Tatiana Maslany como She-Hulk/Jennifer Walters conoce a Man-Bull/William Taurens (Nate Hurd), El Águila/Alejandro Montoya (Joseph Castillo-Midyett). A la derecha Tim Roth como Abomination/Emil Blonsky.
Tatiana Maslany como She-Hulk/Jennifer Walters conoce a Man-Bull/William Taurens (Nate Hurd), El Águila/Alejandro Montoya (Joseph Castillo-Midyett). A la derecha Tim Roth como Abomination/Emil Blonsky.
/ Chuck Zlotnick

Atrapada en el retiro, Jen transita por el gigantesco complejo en búsqueda de una señal móvil, búsqueda que la lleva a la terapia en grupo dirigida por Emil Blonsky, conformada no solo por Man-Bull y El Águila, sino también por el apropiadamente Porcupine (Jordan Aaron Ford) y el autodenominado vampiro Saracen (Terrence Clowe). Si bien Jen inicialmente rechaza unirse al grupo, finalmente acepta luego de la aparición de Wrecker (Nick Gomez), uno de los maleantes con armas asgardianas que la atacaron al final del tercer episodio de la serie.

Incitada por Blonsky y el resto del grupo, Jennifer finalmente confiesa el problema que la ha estado molestando a lo largo de la temporada, que es el hecho de que su identidad como She-Hulk obtiene fácilmente el respeto y admiración por el que tanto ha estado luchando ella cuando era simplemente Jen, lo que le da la sensación de “estar haciendo trampa” cuando se transforma en su alter ego. Es así que su obsesión por recibir una respuesta de Josh tenía que ver en que él era la primera persona en mucho tiempo que parecía interesado más en Jen que en su identidad como superheroína.

Aliviada por la realización, así como el apoyo del grupo de terapia, Jen logra despedirse de Blonsky como una mujer renovada. Aunque esta felicidad parece que será momentánea, ya que la última escena del episodio parece confirmar lo obvio, que Josh era parte del grupo que buscaba conseguir la peligrosa sangre de She-Hulk, dirigido por un misterioso villano ahora identificado por el nombre de HulkKing. ¿Cuál será su propósito? Probablemente lo conoceremos en los últimos dos episodios de la serie.

“El retiro” es uno de los mejores episodios de esta temporada de “She-Hulk”, contando con algunas de las mejores líneas hasta la fecha y un elenco encantadoramente excéntrico. Si bien la mejor actriz sigue siendo Tatiana Maslany, el regreso de Tim Roth es extremadamente apreciado como su versión mejorada de Emil Blonsky, mientras que Man-Bull y El Águila también merecen al menos un episodio propio donde por fin resuelvan sus problemas de codependencia.

Si algo me puedo quejar de la serie es la continua ausencia de Daredevil (Charlie Cox), a pesar de que su eventual aparición ha sido promocionada como uno de los principales atractivos de la serie desde un inicio. Es claro que los ‘showrunners’ quieren dejar este rol para el final, aunque uno no puede dejar de preocuparse sobre si tendrán el tiempo para mostrar al héroe como merece así como cerrar todos los hilos narrativos en los dos episodios que restan, sobre todo si se mantiene el formato de menos de media hora por capítulo.

Calificación

4 de 5 estrellas

La ficha
"She-Hulk: Attorney at Law"

Marvel Studios / Disney


Jennifer Walters tiene una vida complicada como abogada soltera de unos 30 años que también se convierte en la superheroína verde, She-Hulk.


Elenco

Tatiana Maslany, Ginger Gonzaga, Jameela Jamil, Josh Segarra, Jon Bass, Renée Elise Goldsberry, Tim Roth

"She-Hulk: Attorney at Law"

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más