The Good Nurse
2022
Netflix
Director:
Tobias Lindholm
Actores:
Jessica Chastain , Eddie Redmayne , Nnamdi Asomugha
Género:
Suspenso , Biográfico
Duración:
Clasificación:
Mayores de 15
Saltar Intro | Tráiler de "El ángel de la muerte". (Fuente: Netflix)
Saltar Intro | Tráiler de "El ángel de la muerte". (Fuente: Netflix)
Redacción EC

El 26 de octubre estrenó “”, la película basada en la vida y crímenes de Charles Cullen, un enfermero que mató a decenas de pacientes a su cuidado durante más de una década mientras trabajaba en varios hospitales de EE.UU. entre finales de los 90 y principios de los 2000.

Basada en el libro del periodista Charles Graeber del mismo nombre y dirigida por Tobias Lindholm, la película se centra en la historia real de cómo la enfermera Amy Loughren (Jessica Chastain), ayudó a detener las atroces acciones de su colega Charles Cullen (Eddie Redmayne).

Eddie Redmayne en una escena de "El Ángel de la muerte".
Eddie Redmayne en una escena de "El Ángel de la muerte".

¿Qué nos dice la sinopsis?

Amy, una enfermera compasiva y madre soltera que tiene una grave enfermedad cardiaca, llega a su límite físico y emocional debido a los difíciles y demandantes turnos nocturnos de su trabajo en cuidados intensivos. Pero pronto recibe ayuda de Charlie, un enfermero considerado y empático que se incorpora a su unidad. Mientras comparten largas noches en el hospital, ambos desarrollan una fuerte amistad y, por primera vez en años, Amy tiene fe en sí misma y en el futuro de sus hijas. Sin embargo, luego de que una serie de misteriosas muertes de pacientes impulsa una investigación que apunta a Charlie como el principal sospechoso, Amy se ve obligada a poner en riesgo su vida y la seguridad de sus pequeñas para descubrir la verdad.

Eddie Redmayne y Jessica Chastain, en una escena de "El ángel de la muerte".
Eddie Redmayne y Jessica Chastain, en una escena de "El ángel de la muerte".

¿Quién fue Charles Cullen?

Charles Cullen nació en Nueva Jersey en 1960 y era uno de ocho hermanos. Su padre murió antes del primer cumpleaños de Cullen y esto habría sido un duro golpe en su vida. Víctima de bullying durante su época colegial, a los 9 años Cullen tuvo su primer intento de suicidio. Después, siendo aún un adolescente, su madre falleció en un accidente automovilístico donde manejaba su hermana.

Charles Cullen, en prisión.
Charles Cullen, en prisión.
/ Foto: AP

Tras esta nueva experiencia traumática, Cullen dejó el colegio y en 1978, se enlista en el ejército norteamericano al que sortea con éxito los exámenes psicológicos. Tiempo después, su inestabilidad mental afloró. Luego de varios intentos de suicidio, en marzo de 1984, fue dado de baja por problemas psicológicos.

Tres años después, en 1987, Cullen se graduó de la escuela de enfermería, se casó y se convirtió en enfermero. Sin embargo, en 1993 se divorció de su esposa, con quien tiene dos hijas.

Charlie Cullen, en prisión. Foto: TONY KURDZUK/AP/
Charlie Cullen, en prisión. Foto: TONY KURDZUK/AP/

Cullen comenzó a trabajar en varios hospitales y hogares de ancianos. Renunció a algunos trabajos después de ser investigado por denuncias de mala conducta, en una ocasión porque una anciana se quejó de que él entraba a su habitación y le ponía inyecciones cuando él no era el enfermero que le habían asignado.

Fue despedido de un hospital por esconder medicamentos para el corazón en un contenedor destinado a desechar agujas.

Rebotaba de diferentes centros médicos en Nueva Jersey, e incluso trabajó durante un tiempo en Pensilvania después de obtener una licencia para ejercer allí.

Charles Cullen. Foto: Mike Derer, Pool
Charles Cullen. Foto: Mike Derer, Pool

Entre 1998 y 2002, hizo algunos trabajos de agencia y tuvo algunos trabajos de tiempo completo. Durante este tiempo, se cree que ha matado a más personas.

Su arma preferida fue un fármaco llamado digoxina, un medicamento que se usa habitualmente para tratar a las personas con latidos cardíacos irregulares o insuficiencia cardíaca, pero que es letal en grandes dosis.

En 2003, Florian Gall estaba bajo el cuidado del Somerset Medical Center en Somerville, Nueva Jersey. Allí, Florian Gall sufrió un infarto repentino y murió, a pesar de haber mostrado signos de mejoría anteriormente. Después de investigar, se descubrió que a Gall se le había administrado una dosis letal de digoxina.

Mientras trabajaba en este hospital, Cullen conoció a Amy Loughren, quien sería clave para poner fin a sus crímenes.

Amy Loughren junto a Jessica Chastain.
Amy Loughren junto a Jessica Chastain.

El principio del fin

La enfermera Loughren formó un estrecho vínculo con Cullen mientras trabajaban juntos en los turnos de noche en el Somerset Medical Center en Nueva Jersey, a principios de la década del 2000. Él era su confidente, la ayudó con el cuidado de sus hijas y la cubrió cuando sufrió graves dificultades para respirar debido a su afección cardíaca.

Después de que varias muertes sospechosas en el hospital condujeran a una investigación, la policía le pidió a Loughren que los ayudara. Ella les proporcionó evidencia y terminó jugando un papel crucial en la extracción de la confesión de Cullen. Sin embargo, aceptar que un amigo cercano podía haber cometido crímenes tan terribles le pasó factura.

Mary Strenko junto a una foto de su hijo Michael, la víctima más joven de Charles Cullen: el enfermero lo mató con una super dosis de norepinefrina (AP)
Mary Strenko junto a una foto de su hijo Michael, la víctima más joven de Charles Cullen: el enfermero lo mató con una super dosis de norepinefrina (AP)

Loughren, quien está mejor de salud luego de una cirugía cardíaca experimental hace 18 años, dice: “Luché contra la culpa de extrañarlo [a Cullen]. Luché con la culpa de no ver que esa amistad también tenía un monstruoso lado oscuro”.

Y no quería verlo. Quería creer que era un asesino misericordioso para poder seguir preocupándome por él. Y no era un asesino misericordioso. Era un asesino a sangre fría. Luché mucho por no haberme dado cuenta”.

“Literalmente arriesgué todo para asegurarme de que estuviera tras las rejas. Iba todos los días y todos los días me esforzaba sin importar cuán enferma estuviera. Además era una madre presente y una buena enfermera. Y ahora viéndola [a Jessica interpretarla], siento que podría estar orgullosa de ese personaje. Me abrió un espacio para decir: ‘Lo hice bien’”.

Tobias Lindholm, director de “El ángel de la muerte”, contó que no podía creer la historia y fue hasta que se reunió con Amy que entendió lo mal que funcionaba el sistema, el mismo que le permitió a Cullen conseguir siempre un trabajo después de haber sido despedido anteriormente.

Jessica Chastain en una escena de "The Good Nurse" Foto: Cr. JoJo Whilden / Netflix
Jessica Chastain en una escena de "The Good Nurse" Foto: Cr. JoJo Whilden / Netflix

Fue despedido de cinco trabajos de enfermería y renunció a otros dos debido a preocupaciones sobre sus prácticas. Pero, durante una carrera de 16 años, siempre encontró un nuevo empleo. Se cree que esto se debe en parte a que los hospitales no expresaron sus sospechas sobre él por temor a ser demandados.

“Como consecuencia del caso de Charles Cullen, cada vez que se denuncia a alguien, sus registros ahora deben mantenerse durante siete años. El hecho de que eso no sucediera ya... es asombroso”, dijo Redmayne en declaraciones que recoge BBC Mundo.

El sistema de salud de EE.UU.

El sistema de salud de EE.UU. vuelve a ser objeto de escrutinio en la película, que muestra las dificultades de algunas personas para acceder a una atención médica asequible.

Loughren estaba demasiado enferma para trabajar, pero no podía calificar para el seguro médico hasta que hubiera trabajado en el hospital durante un año, así que tuvo que seguir en el empleo en contra de las recomendaciones médicas.

En una escena, se la ve rebuscando suficiente dinero para pagar casi USD$1.000 por un chequeo cardíaco, y finalmente lo distribuye entre dos tarjetas de crédito.

Noah Emmerich, Nnamdi Asomugha, y Jessica Chastain en una escena de "El ángel de la muerte".
Noah Emmerich, Nnamdi Asomugha, y Jessica Chastain en una escena de "El ángel de la muerte".

La palabra final sobre el legado que puede dejar la película tal vez debería recaer en Loughren, quien ahora es una proveedora de medicina alternativa.

Esta plataforma que tengo en este momento se trata realmente de dar voz a las víctimas... porque todos decían que [Cullen] era un asesino misericordioso y que iban a morir de todos modos. No, no lo hicieron. Muchas de sus víctimas eran muy jóvenes. Muchas de sus víctimas estaban a punto de salir del hospital y él les robó la oportunidad. Y sus familias merecen esa voz”.

Cullen fue arrestado en diciembre de 2003. Lo arrestaron por un asesinato en primer grado y un intento de asesinato, y al día siguiente sorprendió a los oficiales al decirles que había muchos más. Admitió haber matado entre 30 y 40 de sus pacientes, pero se cree que este número está más cerca de los 400.

En 2006, Charles Cullen fue condenado por 29 asesinatos y recibió 11 cadenas perpetuas. Aceptó trabajar con los investigadores para identificar a todas sus víctimas, si se abstenían de aplicarle la pena de muerte.


Charles Cullen fue arrestado en 2003. (Imagen: AP)
Charles Cullen fue arrestado en 2003. (Imagen: AP)

En este momento, Charles Cullen todavía está en prisión en la prisión estatal de Nueva Jersey en Trenton. El acusado había dicho anteriormente que solo les daba a los pacientes “muy enfermos” las drogas letales, por lo que creía que estaba poniendo fin a su dolor. Hablando desde la prisión en 2013, Charles dijo: “Pensé que la gente ya no estaba sufriendo, así que, en cierto sentido, pensé que estaba ayudando. Mi objetivo aquí no es justificar. Sabes lo que hice no hay justificación. Solo creo que lo único que puedo decir es que me sentí abrumado en ese momento”.

DATO

"El ángel de la muerte" (The Good Nurse) está disponible en Netflix desde el 26 de octubre. Un documental basado en la historia, titulado "Capturing The Killer Nurse", también estará disponible en la plataforma de streaming a partir del 11 de noviembre.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más