☆☆☆☆☆
Director:
Actores:
Género:
Duración:
Clasificación:
Izquierda: Stephanie Salas y su hija Michelle en 1995 durante las grabaciones del disco de la primera  "La raza humana". (Derecha) Michelle y Luis Miguel en una foto de 2017.
Izquierda: Stephanie Salas y su hija Michelle en 1995 durante las grabaciones del disco de la primera "La raza humana". (Derecha) Michelle y Luis Miguel en una foto de 2017.
Redacción EC

Alerta: este artículo contiene spoiler. El cuarto capítulo de “” nos muestra una escena que de haber ocurrido en la realidad, nos revelaría por primera vez la razón del distanciamiento del cantante con su hija por casi 20 años. Se trata de la respuesta del astro mexicano a una pregunta que la ahora modelo le habría hecho alrededor del 2008 (2005 en la serie) tras su reencuentro y que transcribimos a continuación.

Michelle: “Que porqué no me viste por once años? ¿Sabes todo el tiempo que pasé pensando que esto era culpa mía?

Luis Miguel: “No, fueron años difíciles, complicados (...) Quería protegerte de mí. Te juro que me gustaría saber por qué daño tanto a la gente que me quiere”.

Cabe destacar que el primer acercamiento de Luis Miguel (Diego Boneta) con Michelle ya lo vimos en el segundo y tercer capítulo. La historia se desarrolla en 1992, el cantante conoce a su hija cuando esta tiene 3 años de edad.

MIRA TAMBIÉN: Actriz que interpreta a Stephanie Salas en “Luis Miguel, la serie”: “(su historia) está abriendo una discusión necesaria”

En paralelo, en otra línea de tiempo ambientada en 2005, el astro mexicano ya de 35 años y la también hija de Stephanie Salas se vuelven a ver tras once años de distanciamiento. Ella quiere ver nuevamente a su padre, obtener respuestas por parte de él. Se les ve comer juntos, compartir algunos momentos como padre e hija.

En la vida real, los hechos que involucran a Luis Miguel y Michelle nos son tan ciertos como los dicta la ficción. Recientemente, una nueva versión sobre el primer reencuentro de padre e hija fue revelado por el abogado Ilan Katz en el programa “Me lo dijo Adela”, de Adela Micha.

Diego Boneta (Luis Miguel) y Macarena Achaga (Michelle Salas) en una escena de la segunda temporada de la serie. Foto: Netflix
Diego Boneta (Luis Miguel) y Macarena Achaga (Michelle Salas) en una escena de la segunda temporada de la serie. Foto: Netflix / Camila Jurado/NETFLIX


Reencuentro post prueba de ADN (2007)

Stephanie (Salas) me contrata para demandar a una revista porque me decía: ‘Están molestando a mi hija porque es hija de Luis Miguel’. Le pregunté si él pagaba pensión y me respondió que no”, contó Katz en el mencionado programa.

Katz aclaró que Stephanie nunca quiso aprovechar de esta situación y describió el acercamiento con Luis Miguel.

Contacto a la gente de la disquera, al manager de Luis Miguel, y consigo una cita por fin con Luis Miguel; bueno, nunca con Luis Miguel, con un cuate que (era manager de Luis Miguel) … llegó y me empezó a escuchar… Me dijo: ‘¿Cuánto quieres?’, le dije: ‘Eso es lo que quiero’, porque se trataba de llegar a una negociación para tratar de equilibrar los gastos de Michelle en ese momento. La verdad es que Stephanie siempre fue una mujer muy congruente, muy concreta, jamás pidió algo que no fuera, pero sobre todo Michelle quería conocer a su papá y… no había relación”, explicó.


El abogad detalló después: “Se llevó a cabo la negociación. Fuimos a Los Ángeles, un día hicimos las pruebas (de ADN) para Michelle, al día siguiente las hicimos con Luis Miguel, y la enfermera saliendo de hacer la prueba con Luis Miguel, me dijo: ‘No necesitas una prueba, eran calcas’. Salieron las pruebas positivas y dos semanas después se conocieron bien e iniciaron una super relación”

Katz finalizas esta historia afirmando que “Stephanie y Michelle se portaron a la altura”, “porque Michelle era una niña que ya había salido en , ya había dicho ‘Sí soy hija de Luis Miguel’, pero fuera de eso, era una niña muy centrada, la verdad la educaron muy bien, mis aplausos (a su mamá)”.

Sobre esta prueba de ADN, Javier León Herrera y Juan Manuel Navarro en el libro “Oro de rey” sostienen que Luis Miguel y Michelle se conocieron cuando ella era una niña y que durante sus primeros seis años de vida recibió varias visitas del cantante.

Luis Miguel sí sabía desde un principio que tenía una hija y que incluso, cuando estaba en Italia aprovechaba para comprarle regalitos... Antes del reencuentro entre padre e hija, se hizo una gestión para realizar una prueba de ADN a Michelle, a fin de ratificar de manera científica lo que él siempre supo. No fue tanto un acto de desconfianza, sino un asesoramiento desde el punto de vista legal, en el que se vieron involucrados también los business managers del artista. Luis Miguel le encargó esta misión a Alejandro Asensi, y la prueba se llevó a cabo en Estados Unidos. El resultado, lógicamente, fue positivo. A partir de ahí llegaron unos años de una relación muy estrecha”.

La famosa entrevista con Quién (2005)

Michelle Salas en la portada de Quién de diciembre de 2005. Foto: Quién
Michelle Salas en la portada de Quién de diciembre de 2005. Foto: Quién

En 2005, Michelle Salas, entonces con 16 años de edad, concedió una entrevista a la revista Quién. En aquella ocasión, la ahora modelo hablaba por primera vez de la relación con el astro mexicano al que, aseguraba, dejo de ver cuando tenía 6 años, y le hacía un pedido público que detallamos a continuación.

Diciembre de 2008
“¿Qué le pides a tu papá?
“Que reflexione y se dé cuenta de que así como se siente él con lo que le hizo su papá, habemos gente alrededor. Que aunque todo el mundo lo admire y sea el Sol de México, sus actos repercuten en los demás. No le pido una vida, sólo quiero que me dé cinco minutos para explicarme sus razones. Que me diga qué pasó y ¡ya!, porque escucho versiones de todos lados: de mi mamá, de mi abuelita… y eso me frustra, porque ¿a quién le creo?”
Él nunca ha aceptado su paternidad.
Por favor… Él me ha visto. ¡Claro que me ha visto! Claro que sabe que existo, y sé que no debería estar diciendo estas cosas, pero yo sí tengo los pantalones para hacerlo, y mira que soy más chica… Creo que si yo puedo, él también.
¿Por qué crees que ha manejado así las cosas?
Porque le importa más su fama y sus mujeres, pero las mujeres no se le van a ir porque yo esté. No se va a poner feo ni le voy a sacar arrugas. Lo invito a que piense si está seguro porque al ratito puede ser demasiado tarde”
Se comenta que eres la hija a la que nunca ha visto.
Ya no quiero que me compadezcan por ser la hija no reconocida de Luis Miguel cuando él sabe que existo. A lo mejor no está listo para encontrarse conmigo.
¿Hay algo más que Luis Miguel deba saber?
Que a las palabras se las lleva el viento. Los actos los vi durante unos años y luego nada. Quizá por eso dejo todo a medias en mi vida. El hecho de que sea el Rey no quiere decir que lo que haga va a estar bien. El dinero y la fama no lo son todo. Al ratito que Luis Miguel esté viejito ¿a quién crees que va a tener a su lado? ¿ Aracely Arámbula va a estar ahí? Por supuesto que no. Que reflexione, piense las cosas y… se lo dejo a su criterio.

El primer reencuentro de ambos (¿1989?)

El primer encuentro entre Luis Miguel y Michelle Salas lo contó Stephanie en una entrevista a la . En una conversación bastante sincera y personal, la también cantante dijo:

Mayo de 2018
¿Le avisaste a Luis Miguel del nacimiento de Michelle?
—Pensaba que él me buscaría. Entonces yo esperé (siempre he sido muy paciente) mientras me concentraba en la bebé, que nos traía a todas babeando porque siempre fue, y es, encantadora. Imagino que alguien le habrá informado del nacimiento, de que todo había salido bien, y de repente él se reportó y tuvimos un encuentro muy bonito. Un encuentro en casa, muy agradable, muy emotivo.
¿Qué dijo cuando vio a Michelle por primera vez?
—Mira, lo primero que dijo fue: «¡Cómo se parece a mí! ¡Está divina mi hija!». Así, con esas palabras. Y entonces yo dejé que estuviera a solas con ella, y estuvo ahí, riendo y disfrutándola en sus brazos. Estuvimos en armonía y fue un momento muy lindo. A partir de eso, frecuentó regularmente a la niña durante aproximadamente tres años. Yo, personalmente, la llevaba a su casa, donde Luis Miguel, su abuelo Luis Rey y toda su familia la querían muchísimo, la pasaban muy bien, la consentían y la niña regresaba contentísima y llena de regalos...Después, cuando Michelle tendría como tres años, de repente no volvimos a saber de él. Era la época en que él había sacado su disco de boleros. Lo busqué, pero todo tiene un límite, y no volví a saber de él.


Stephanie Salas en la portada de mayo de la revista ¡Hola!
Stephanie Salas en la portada de mayo de la revista ¡Hola!


Sobre este primer reencuentro, también León Herrera y Navarro dijeron en el mismo libro “Oro de rey”, que en cuanto Luis Miguel vio a su hija se enamoró de ella y exclamó: “¡Cómo se parece a mí!, está divina mi hija!”.

El libro revela, además, que desde que era muy niña, Michelle buscó a Luis Miguel en varias ocasiones: “Hay reportes de llamadas de Michelle buscando a su papá desde los años noventa, cuando fue creciendo y siendo consciente de la realidad y de quién era su padre”, se lee.

Luis Miguel y su decisión de no hablar del tema Michelle (2008)

En 2008, en una entrevista de Luis Miguel ofrecida a María Elena Salinas para el programa “Aquí y ahora” de Telemundo, el cantante mostró su incomodidad cuando la entrevistadora dio por hecho su vínculo con Michelle meses después que se hicieran públicas varias fotos de ambos juntos.

“El hecho de que has tenido contacto con Michelle no necesariamente quiere decir que la has reconocido como hija. ¿Eso quieres decir?, le pregunta Salinas al cantante. A lo que este responde: “Lo que quiero decir es que no quiero hacer ningún tipo de declaración pública con respecto a ese tema”.



Actualmente, la relación entre Luis Miguel y Michelle parece estar nuevamente rota. Según algunos medios mexicanos y la razón del distanciamiento sería la forma en que Stephanie Salas fue representada en la primera temporada de la serie a través del personaje de Sophie, interpretado por la actriz . Sin embargo, en 2018, consultada precisamente sobre la ficción de Netflix, la modelo declaró al programa “De Primera Mano”:

“Yo respeto los proyectos de mi papá, mi abuela y mi mamá. Todos somos seres e individuos. Venimos de una familia, de un núcleo, pero todos tenemos identidades diferentes. Si algún día quiero hablar y contar mi vida, ya lo haré en su momento, de la manera en que yo me sienta cómoda y como yo lo quiera hacer...”

Y cuando le preguntaron si estaba enojada dijo que no. “Cero. Yo tomo las cosas más bonitas y positivas de lo malo y lo bueno que pasan. Respeto la vida que mis padres pudieron haber tenido en un pasado. Y no soy nadie para juzgar nada. Hoy estoy aquí parada, estoy feliz y orgullosa de la familia de la que vengo”, expresó.

MÁS EN SALTAR INTRO:

PUEDE INTERESARTE


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más