Según las cifras del INEI para el primer trimestre de 2019, el 93% de los hogares peruanos cuentan con al menos una TIC (tecnología de información y comunicación), sea celular, teléfono fijo, Internet o TV por cable. En Lima Metropolitana, el 61,8% de los hogares cuentan con servicio de Internet.
Según las cifras del INEI para el primer trimestre de 2019, el 93% de los hogares peruanos cuentan con al menos una TIC (tecnología de información y comunicación), sea celular, teléfono fijo, Internet o TV por cable. En Lima Metropolitana, el 61,8% de los hogares cuentan con servicio de Internet.

En setiembre de 1969, se produjo desde la Universidad de California (UCLA) el primer intercambio de datos entre dos computadoras. Aquel hito es considerado como el inicio de la revolución más importante de nuestra historia reciente: . En el Perú se empezó a popularizar hacia mediados de los noventa, pero nos pusimos al día pronto. Desde webs de nicho hasta la llegada de los primeros blogs, y el eventual boom de las redes sociales. Aquí algunas historias de quienes han sabido darle buen uso a la red.

“Cuando empecé, no tenía presupuesto para publicidad. Las redes sociales fueron clave”
PALOMA CASANAVE, empresaria y chef pastelera
​Paloma Casanave pasó por las carreras de Derecho, Psicología y Educación antes de encontrar su verdadero llamado: hornear los mejores cupcakes de esta ciudad desde una vitrina donde hoy empodera a las mujeres y busca apoyar a las causas en las que cree. Nada de eso estaba en su plan original, claro está: en 2009, pocos podían imaginar la relevancia que tendrían las redes sociales para una generación de jóvenes emprendedores, y mucho menos el curso que tomarían las cosas en la última década. “En ese momento el impacto era al 100% de tu audiencia”, explica Paloma, quien acaba de estrenar su propio canal de YouTube para compartir sus recetas más famosas.

“Hoy existen otros algoritmos, pero al inicio yo no tenía presupuesto para publicidad y crear una página de Facebook fue mi punto de partida”. Configuró a la par una web de pedidos, una estrategia digital diferente y única –aunque haya tenido que lidiar con imitadores casi desde el principio– y pasó de trabajar en la cocina de sus padres a tener un taller propio. Miss Cupcakes convirtió a Paloma en una mujer de negocios exitosa, hecha a sí misma con la poderosa combinación de su talento para la repostería y su astucia para el mundo digital. Llegó a abrir tres tiendas (solo conserva una, en Miraflores), ha participado en plataformas que van desde Mistura hasta la CADE y ha aparecido en incontables programas de televisión. El red velvet sigue siendo su cupcake más vendido, cliqueo tras cliqueo.

“Lo más importante de mi blog es que puedo expresar lo que siento”
ALEJANDRO CIRIANI, estudiante de diseño de videojuegos
Un niño de diez años tiene mucho que contar. Un niño de diez años con síndrome de Asperger tiene mucho que contar, y muchos amigos por hacer. Aquel fue el motivo que impulsó a Alejandro Ciriani a abrir su propia plataforma web, “Yo y el síndrome de Asperger”, en 2010, una labor que viene abarcando más de nueve años de su vida y que le ha traído toda suerte de recompensas: ha dado entrevistas, ha ganado concursos y ha conocido a otros chicos con el mismo síndrome (uno de ellos se convirtió en su gran amigo; con ayuda de sus madres organizan salidas al cine y restaurantes con relativa frecuencia). Nada de eso habría sido posible sin Internet: cuando diagnosticaron a Alejandro, alrededor de los siete años, ningún doctor supo acercar o conectar a su mamá, Maribel, con otras familias en su situación. Así, la interacción digital se convirtió en un asunto crucial para ellos. La idea del blog fue de su hermano mayor: Alejandro quería abrir un club y no sabía por dónde empezar.

La dinámica que lo ha hecho popular se mantiene similar desde el comienzo: suele narrar su día a día en posteos (al inicio se los dictaba a Maribel, pero es Alejandro quien sube y administra todo el contenido), donde comenta desde sus aficiones hasta sus sentimientos. “Me gusta estar solo”, publicado en 2013, sigue siendo la entrada que más visitas le ha generado a la fecha: al menos unas 40 mil personas han leído sus reflexiones sobre el rol que siente que tiene en el mundo. Ya no actualiza el blog como antes –se está preparando para ser diseñador de videojuegos– pero sabe que tiene seguidores hasta en Rusia. Alejandro revisa las estadísticas siempre. La soledad en Internet es un concepto difícil de explicar.