Carolyn Murphy ha participado en más de 100 campañas de Estée Lauder, tanto para productos de cuidado de la piel, como maquillaje y fragancias, convirtiéndola en un ícono de la marca. (Foto: Estée Lauder)
Carolyn Murphy ha participado en más de 100 campañas de Estée Lauder, tanto para productos de cuidado de la piel, como maquillaje y fragancias, convirtiéndola en un ícono de la marca. (Foto: Estée Lauder)
Vanessa Cruzado Alvarez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

(Florida, 1973) ha regresado a sus orígenes. En estos ha estado en constante contacto con la naturaleza (su patio parece un bosque) como cuando vivía con sus papás en la granja familiar, al aire libre. Ha acomodado una habitación para el teletrabajo con una envidiable vista: cielo soleado y muchos árboles. Aunque, admite, le resulta difícil desconectarse. Ha dado largas caminatas, cocinado o creado alguna pieza artística para no pasar tanto tiempo frente a una pantalla. “Definitivamente en estos días requiere más esfuerzo”, admite.

MIRA: Jennifer Garner cuenta detalles de la última película que produce y protagoniza en Netflix

Le costó hacer un alto: en la adolescencia ya le ofrecían ser modelo (decidió seguir sus estudios universitarios en Virginia y posar en las pasarelas a tiempo parcial). En 1995 consiguió una campaña publicitaria exclusiva con Prada y Anna Wintour la nombró la “supermodelo millennial” en 1998. Ha aparecido en múltiples portadas de renombradas revistas como Vogue, ELLE, Wall Street Journal Magazine, Harper’s Bazaar, W, TIME y más. No teme rememorar pasajes de su vida. De hecho, si pudiera aconsejar a su ‘yo’ más joven, le diría que “use protector solar a diario, ya que el daño aparece más tarde en la vida. También le diría que dijera ‘sí’ más a menudo y que no fuera tan tímida”.

Fuera de los reflectores, Murphy es madre de Dylan Blue, quien -para la mamá chocha- es muy habilidosa con el piano. “Me gustaría tener ese talento, creo que no se da cuenta del don que posee”. Le gusta hablar de las mujeres que la rodean. “Mi abuela y mi madre fueron las primeras mujeres que admiré. Mi modelo a seguir es cualquier mujer que se haga cargo de su vida […] Mi mayor logro es haber criado a mi hija por mi cuenta. Es una joven increíble y me emociona ver lo que hará en este mundo”.

***

A Carolyn le gusta mantener perfil bajo. “Lo que más admiro es la humildad, aquellos que hacen cosas buenas por el mundo desinteresadamente y en silencio, que no necesitan atención”. Siente un gran respeto por la naturaleza, la agricultura orgánica, la conservación de los océanos y el bienestar. Le gusta crear arte y continuar con su educación en estudios literarios, jardinería, diseño de interiores y montar a caballo.

¿Qué sientes cuando escuchas la palabra ‘envejecimiento’?

Creo que tiene mucho que ver con la mentalidad. Mi abuela siempre decía “la belleza comienza por dentro”, por lo que es importante ser amable con los demás y contigo mismo, reír mucho y disfrutar de la vida.

¿Cómo abordas el tema de la belleza?

Soy una gran creyente en la belleza de adentro hacia afuera. Bebo mucha agua, sigo una dieta basada en plantas, hago ejercicio al menos cuatro días a la semana y trato de dormir lo suficiente.

¿Qué es lo primero que haces al despertar?

Agradezco por abrir los ojos y digo “hoy va a ser un gran día”. Luego tomo té verde, me siento en silencio durante 20 minutos y me concentro en mi respiración.

¿Tienes un lema de vida?

Realmente no he pensado en eso, pero sería escuchar a tu corazón y no a tu cabeza, incluso si es arriesgado. He llevado una vida poco convencional, pero siempre he seguido a mi corazón y no me arrepiento.

Si pudieras conocer a alguien, ¿quién sería y por qué?

Me hubiera encantado conocer a Estée Lauder en persona, siento que ha sido un ángel cuidándome. También me hubiera encantado conocer a Hilma af Klint, una de mis artistas favoritas tanto en su trabajo como en su filosofía, y a Ralph Waldo Emerson.

***

La primera campaña de Carolyn para Estée Lauder fue en enero de 2002 para Advanced Night Repair Eye. Desde entonces, ha aparecido en más de 100 campañas de la marca (productos de cuidado de la piel, como maquillaje y fragancias). “Mi primer recuerdo de Estée Lauder es del tocador de mi abuela: tenía organizados sus perfumes y tubos dorados de lápiz labial. Jugaba a disfrazarme y me ponía su lápiz labial rojo y su perfume White Linen, ¡probablemente demasiado de ambos!”.

Carolyn aparece actualmente en la campaña de la base de maquillaje de Estée Lauder, Double Wear Stay-in-Place Makeup. (Foto: Esté Lauder)
Carolyn aparece actualmente en la campaña de la base de maquillaje de Estée Lauder, Double Wear Stay-in-Place Makeup. (Foto: Esté Lauder)

Esta relación cumple dos décadas. “Mi reunión inicial con Leonard Lauder fue un momento increíble: visité la oficina de Estée, que es muy hermosa. Fue un gran honor para mí incluso ser considerada como portavoz. Aerin Lauder y yo nos conocimos por nuestros hijos recién nacidos y la maternidad, en la primera sesión de fotos de la campaña. Ver mis primeros anuncios me hizo llorar; había crecido viendo y deseando ser como las mujeres en estos anuncios y esperaba el día en que finalmente pudiera usarlos”.

MIRA: Guía práctica del bienestar: consejos de expertos para cuidar nuestra salud física y mental tras un año de encierro

SEPA MÁS

Mi rutina nocturna, por Carolyn Murphy

Mi rutina de belleza ha evolucionado durante los últimos 20 años porque me tomé más tiempo para el cuidado personal. Las duchas siempre han sido parte, y ahora uso más productos como capas de sueros/humectantes y protector solar diario. Mi rutina nocturna es limpiarme con la crema Re-Nutriv, darme un baño con Youth Dew Bath Oil y aplicar Advanced Night Repair. He usado la Crema Corporal Weleda Baby Calendula desde que mi hija era una bebé, es superhidratante. Bebo té de manzanilla y tomo magnesio para ayudar a relajarme.