Nora Sugobono

Diego Sorni tiene una bonita selección de pasta artesanal detrás de un gran vidrio y eso es lo primero que uno ve al entrar a su casa, Mattoni. Bucatini, rigatoni, spaghetti, fettuccine, caserecce, fusilli, maccheroni, papardelle, linguine y gramigna se elaboran a diario en una cocina que parece nunca descansar. El ritmo es agitado aquí: se abre muy temprano y se cierra tarde. Está claro que hay buen apetito.

Mattoni no es un sitio de comida italiana en su versión más tradicional, sino que se deja sitio para la inventiva. Hay algunos ajustes por hacer, pero en general los sabores se sienten cercanos y correctos. Desde el cacio e pepe (S/ 32), pasando por el bucatini al pomodoro con burrata (S/ 28), hasta la estrella de la casa: el asado de tira con macarrones a los 4 quesos (S/ 69). El viaje por esta mesa resulta interesante, sobre todo si se finaliza con una porción de cannoli (S/ 15). No tiene nada que ver con Rita Pavone, pero dentro del local hay buena música. Escuchar canciones en italiano también alimenta.

DIRECCIÓN: Av. Santa Cruz 1310, Miraflores.

HORARIOS: Lunes a viernes de 7:30 a.m. a 11 p.m. / Sábados de 8:30 a.m. a 11 p.m. / Domingos de 8:30 a.m. a 10 p.m.

CONTACTO: 767-0836 / 924-545 614.