Soberbia tortilla de papas en el menú de Donde Felipe. Las hay con algunos rellenos (recomendamos probar la de pimientos). Fotos: Pocho Cáceres.
Soberbia tortilla de papas en el menú de Donde Felipe. Las hay con algunos rellenos (recomendamos probar la de pimientos). Fotos: Pocho Cáceres.
Nora Sugobono

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Viernes, minutos antes de la una de la tarde. El taxi se detiene en una de las cuadras más céntricas de una transitada avenida del distrito de Surco. Una fachada con madera roja en pleno Caminos del Inca –el diseño remite a alguna suerte de trattoria, un espacio definitivamente mediterráneo– captura mi atención desde la ventana del auto. Me doy cuenta en ese momento de que lo que pasa en Donde Felipe (el nombre no lo dice del todo, pero es un de inspiración española) empieza desde afuera.

Más adelante, ya en la mesa, descubriré que el suyo es un menú donde encuentro un ingrediente que empieza a ser escaso: el factor sorpresa. Honestamente no sabía bien qué esperar: ¿es este un espacio formal de comida tradicional española? ¿qué ofrecen, más allá de la tortilla de patatas y la paella? Sé que el vino es parte clave de la experiencia, pero ¿cuánto y cómo? Felipe Salas resuelve todas mis dudas como debería hacerse siempre: con una copa de tempranillo en la mano.

MIRA: Mayella Lloclla: “Cuando actúo, tengo el poder de denunciar nuestras taras sociales” | ENTREVISTA

Donde Felipe es un pequeño espacio gastronómico donde la sazón española es el hilo conductor del menú, pero no es excluyente; sobre todo cuando se trata de los postres (aunque hay que probar obligatoriamente los churros con chocolate, de esos que se remojan y no se rellenan, tal y como manda la costumbre en el país ibérico). Pero nos estamos adelantando. La idea se materializó en 2018, cuando Salas habilitó un local adyacente a su tienda de vinos –maneja “Los Salas” desde 2001– para hacer catas y servir alguna que otra tapa. La idea no llegó a cuajar del todo, pero su momento llegaría.

Hay cuatro clases de paella en carta. Desde la valenciana clásica con pollo, conejo y verduras (en foto), hasta una servida con carnes y mariscos. Foto: Pocho Cáceres.
Hay cuatro clases de paella en carta. Desde la valenciana clásica con pollo, conejo y verduras (en foto), hasta una servida con carnes y mariscos. Foto: Pocho Cáceres.

El que tiene con España es un amorío que lo abarca todo: desde su bodega hasta su cocina. Sobrevivir a la pandemia con este formato no fue sencillo, pero desde julio de 2020 el espacio ha vuelto a recibir público, el de siempre y el nuevo: desde familias que buscan compartir platos diferentes, hasta parejas que quieren pasar una noche de vinos. Hoy, la cocina de Felipe Salas, comandada por el cocinero Anthony Rondón, está más viva que nunca.

MIRA: Navidad con chocolate: una receta con un toque de naranja para lucirnos en Nochebuena
La carta de postres tiene algunas joyas de inspiración no necesariamente españolas, sino más bien internacionales. Los profiteroles son inigualables, y lo mismo va por los churros. Foto: Pocho Cáceres.
La carta de postres tiene algunas joyas de inspiración no necesariamente españolas, sino más bien internacionales. Los profiteroles son inigualables, y lo mismo va por los churros. Foto: Pocho Cáceres.

Las paellas son el plato más buscado y salen como mínimo para dos personas y con 40 minutos de espera, lo cual da tiempo suficiente para probar alguna de las tapas de la casa. Pulpo a la gallega, boquerones a la vinagreta, dos tipos de croquetas, calamares fritos, huevos estrellados, pollo al ajillo... la verdad, acá está buena parte del repertorio clásico. Lo más rico es que todo se puede acompañar de pan hecho en casa, que sale con su toque de tomate y aceite de oliva. Jamón serrano reserva, jamón ibérico pata negra, chorizo ibérico y otros embutidos completan el tapeo.

La carta es amplia: mi sugerencia es que prueben aquello que no suelen comer con frecuencia. Por ejemplo, unos callos a la madrileña o un cochinillo a la segoviana. Sobre el vino, un dato útil. Si compran una botella en el local, se puede abrir en la mesa con un costo de S/ 15. Si quieren vinos por copa, Felipe siempre tiene algo especial abierto. Solo hay que preguntarle.

Pulpo a la gallega al estilo de Felipe. Pimentón, azafrán, queso manchego, aceite de oliva, arroz bomba, embutidos y otros ingredien-tes base se traen de España. Foto: Pocho Cáceres.
Pulpo a la gallega al estilo de Felipe. Pimentón, azafrán, queso manchego, aceite de oliva, arroz bomba, embutidos y otros ingredien-tes base se traen de España. Foto: Pocho Cáceres.

Más información:

Dirección: Av. Caminos del Inca 1005, Surco.

Horarios: Martes y miércoles de 11 a.m. a 10:30 p.m. / Jueves a sábados de 11 a.m. a 11 p.m. / Domingos de 11 a.m. a 6:30 p.m. / Lunes cerrado.

Reservas: 999-582309

Instagram: @dondefelipe

VIDEO RECOMENDADO

Beber vino antes de ir a dormir te ayuda a bajar de peso
Fuente: AFP / El Comercio null

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS