Los SoundSport Free de Bose están pensados para tu mejor comodidad mientras haces ejercicio.
Los SoundSport Free de Bose están pensados para tu mejor comodidad mientras haces ejercicio.
Arturo León

Hacer ejercicio y escuchar música al mismo tiempo es algo así como combinar chifa con Inka Kola. No puedes hacer (o comer) solo una de ambas. Tienen que ser las dos, casi siempre. Hasta mediados del año pasado, no existían audífonos especiales para runners, atletas y deportistas de todo tipo. Fue así hasta que Bose, la famosa compañía estadounidense de artículos multimedia, lanzó al mercado sus nuevos auriculares inalámbricos SoundSport Free.

Esta moda -aunque se tratan más de dispositivos premium- de audífonos sin cables nació en diciembre del 2016, cuando Apple presentó los nuevos Airpods. Pequeños audífonos capaces de reproducir música, responder llamadas, o conectarse con el famoso asistente de voz Siri. Como siempre, la empresa de la manzana creó una nueva tendencia en el mercado de tecnología.

Bose, creada en 1964 por Amar G. Bose, en ese entonces estudiante del Massachusetts Institute Of Technology (MIT), no quería quedarse atrás luego del lanzamiento de la empresa californiana. Desde la época de su fundación, la compañía se ha caracterizado por hacer profundas investigaciones sobre el audio, su calidad y, al mismo tiempo, fabricar diseños llamativos. Su relevancia (y gran acogida) en el mundo se ve reflejada en la gran cantidad de artistas, famosos y personalidades que constantemente lucen estos dispositivos en sus oídos.

CALIDAD, DISEÑO Y UNA FUNDA MODERNA

Además de competir con las diferentes opciones que existen el mercado, Bose pensó un producto para un grupo objetivo que, desde algunos años, crece y crece de forma alucinante: personas que hacen deporte. No profesionales, gente común y corriente que busca cuidar su salud, mantenerse en forma o perder algunos kilitos de más.

Pero conozcamos un poco más el aparato. Los SoundSport Free son especiales por varios motivos.

1) No te vas a preocupar más por el sudor. Seguro te ha pasado más de una vez: sales a correr con audífonos y después de un par de kilómetros tienes que quitártelos, secarlos y volverlos a colocar. El sudor fastidia. Con el artículo que presenta Bose, te olvidas de eso. “Utilizamos una malla que repele el agua en los puertos de entrada, podemos mantener su interior seco y totalmente funcional”, explica la página web oficial.

2) Son grandes, pero cómodos y nunca se caen. Un punto en contra podría ser su tamaño. Son ligeramente toscos, más voluminosos que los de otras marcas, pero con una particularidad: se adaptan a la perfección a la oreja. Es decir, no se caen. No importa qué actividad hagas, se van a mantener firmes. ¿A qué se debe? A que las boquillas de las puntas están diseñadas con la tecnología StayHear+ Sports. Además, son suaves y cómodos. No te van a doler ni fastidiar.

3) Calidad de sonido. Lo confirman los expertos en tecnología: el audio se escucha suave, agradable, nítido y es muy potente. Al estar bien fijos al oído, el ruido del exterior es prácticamente imperceptible. En el auricular derecho encuentras todos los botones para el control de la música. Puedes subir, bajar el volumen, pausar la música, o activar el sistema de ayuda por voz. También es posible responder mensajes de audio o llamadas.

4) El estuche. Si te gustan los gadgets, esta funda te va a enamorar. Su uso es indispensable: ahí se carga la batería de los auriculares, que tienen, de arranque, cinco horas de autonomía. Ahora bien, si los cargas por completo en el estuche, te pueden durar hasta tres veces más. La cajita negra es perfecta para que no se te pierdan y los audífonos se adhieren fácilmente mediante imanes. De más está decir que la conexión bluetooth es perfecta con el smartphone. Difícilmente tendrás problemas de interferencias.

¿Dónde comprar? En la en Perú puedes encontrar toda la información.