Además de la plataforma para novias, la actriz también alista un proyecto de radio gestionado por el Ministerio de Educación. Foto: Renato Ghilardi.
Además de la plataforma para novias, la actriz también alista un proyecto de radio gestionado por el Ministerio de Educación. Foto: Renato Ghilardi.
Nora Sugobono

El 2020 no ha resultado como (35) lo planeó, eso está claro. Es posible, sin embargo, que este año termine sorprendiéndola más de lo que esperaba. Su anunciadísima boda se postergó, pero nuevos caminos en lo laboral se abrieron para ella sostenidos en la conectividad digital: obras de teatro, proyectos educativos y cursos por vía remota han formado parte de su agenda buena parte de este año. Un nuevo reto -también virtual- acaba de sumarse a todo eso.

Wedding Club es la plataforma para novias que Jordán ha presentado este mismo setiembre, en alianza con dos socios y profesionales del rubro: Ricardo Parra (wedding planner) y Verónica de Zavala (directora de la revista Cásate y Punto). La idea es brindar un servicio integral para novias, con workshops y desfiles que serán, en principio, virtuales. Mientras se va encaminando, Karina y su novio, Diego Seyfarth quizá terminen casándose por civil en octubre.

Conversamos con la actriz en pleno lanzamiento de su nuevo emprendimiento.

¿Qué iba a pasar el 28 de marzo de 2020?

Ese día iba a ser mi matrimonio civil, religioso y una ceremonia chamánica: nos iba a casar mi psicóloga y maestra de meditación, y quisimos preparar una ceremonia para hacerlo delante de todos nuestros amigos y familia. En total habíamos invitado a unas 400 personas.

Doce días antes de que eso pase, sin embargo, entramos en cuarentena. ¿Qué fue lo primero que pasó por sus mentes cuando se hizo el anuncio oficial?

Diego vivió 14 años en Alemania y tiene una hija de seis que vive allá: Clara. Ella estaba viniendo para el matrimonio, y en ese momento lo primero que pensamos fue que cerrarían los aeropuertos y Clara no podría viajar. Luego nos dimos cuenta que perderíamos el viaje familiar a Cusco que íbamos a hacer inmediatamente después del matrimonio. Teníamos pasajes comprados, tours separados; todo. También habíamos planeado irnos a fin de año a Europa de luna de miel, ver la aurora boreal en Islandia. Nada de eso se pudo.

MIRA: Natalie Vértiz: “Las redes sociales son para distraernos, no para ser sus esclavos”

¿Cómo manejaron el tema desde la pérdida económica que acarrea un evento cancelado?

Empezando todo esto estábamos en rojo. Nos ha cogido fuerte, pero no la hemos pasado mal porque rápidamente nos pusimos en acción: salió la obra Amigas del cole, ambos empezamos a dictar cursos remotos (ahora vamos a dictar uno juntos) y generamos proyectos. Si bien tenía un montón de gente que había entrado con sus marcas, había muchas cosas que estaban pagadas, como el catering, que evidentemente no pude recuperar. Afortunadamente todos se han comprometido a seguir con nosotros cuando esto pase.

Karina Jordán y Diego Seyfarth se enamoraron en 2013, cuando Seyfarth, que radicaba en Alemania, llegó a Lima para visitar a su familia. Foto: Francesca Bernetti.
Karina Jordán y Diego Seyfarth se enamoraron en 2013, cuando Seyfarth, que radicaba en Alemania, llegó a Lima para visitar a su familia. Foto: Francesca Bernetti.

¿Quieren celebrar la fiesta de la misma manera una vez que eso ocurra, o los planes han cambiado?

A mí siempre me ha gustado festejar las cosas importantes, pero sobre todo me gusta organizarlas: cumpleaños, despedidas de soltera, hasta mi viaje de prom. La producción de eventos es algo que me entusiasma. Y sí, queremos mantener la misma estructura inicial: que sean 400 personas y que la gente pueda viajar.

¿Qué hay detrás del sueño de la gran boda? ¿Qué representa eso para ti?

Creo que es un poco de todo. Diego y yo somos actores, conocemos mucha gente… nos encantaba la idea de que todos terminemos bailando hasta que nos duelan los pies. Si tuviésemos otra personalidad quizá hubiésemos buscado algo diferente. No me gusta la idea de tener un solo vestido o una sola ceremonia. Quería que nuestro matrimonio esté lleno de detalles de nosotros y tenga la presencia y la participación de gente especial: por eso hicimos un cronograma y un guion, casi como una obra de teatro. Nos gusta pensar en nuestro matrimonio como algo que queríamos recordar el resto de nuestras vidas.

MIRA: VIDEO | Amigas del cole: ¿cómo se prepara una obra de teatro por Zoom, basada en la cuarentena?

¿En algún momento pensaron que la cuarentena y la cancelación del evento era presagio de mala suerte?

No, nada. Nos dio pena y nos generó estrés. Habíamos esperado todo un año para esto, y fue un año de trabajo para organizarlo. Había mucha ilusión detrás, pero ahora entiendo que tengo la posibilidad de hacer algo incluso más lindo cuando todo pase. Es como si se hubiese estirado el tiempo: todo el mundo va a tener muchas más ganas de celebrar, vamos a tener más motivos.

El rubro de los eventos, en especial las bodas, ha sido uno de los más golpeados este año. Diseñadores, fotógrafos, productores, banqueteros que no han podido encontrar muchas salidas.

Es algo que los actores entendemos bien. El turismo y la cultura han sido muy afectados también. Precisamente por eso es que teníamos que buscar la manera de salir adelante. La postergación de mi boda ha dado lugar a un proyecto nuevo, Wedding Club. Lo he armado junto a dos profesionales del rubro que formaban parte de mi propio matri. Nos dimos cuenta en nuestras conversaciones que teníamos las mismas preocupaciones esos primeros meses. En un momento nos dimos cuenta que podíamos emprender en un proyecto común, y es ahí donde decidimos apostar por una plataforma 360 para novias peruanas.

MIRA: Elha novias, la tienda con vestidos para todas las tallas y estilos

¿Qué es exactamente Wedding Club?

Es una plataforma con diferentes servicios: workshops, ferias y desfiles virtuales (cuando se pueda serán presenciales) y más servicios. En uno de nuestros primeros workshops, por ejemplo, vamos a tener la pasarela de Pronovias y las interesadas pueden sacar su cita en vivo con un representante de la marca. Buscamos darles todas las herramientas posibles: podemos planear todo tu matrimonio, o puedes inscribirte a workshops para acceder a cursos y así aprender cómo organizarlo, con tendencias, inspiración, charlas y asesorías.

Ahora -a diferencia de hace un par de años- todo está a la mano en redes sociales. Hay tal cantidad de información que a veces eso juega en contra, no obstante.

Nuestro lema es “Tu boda no es un tablero de Pinterest”. Puedes terminar haciendo una boda ‘molde’. Lo que nosotros buscamos es ayudar a los novios a plasmar quiénes son ellos en esa experiencia.

¿Qué viene después de esto para ti? ¿Te quedas en el rubro?

Ahora estamos trabajando el piloto de un programa para televisión sobre bodas. Lo vamos a proponer a ver si nos lo compran; sino intentaremos sacarlo con auspicios.

Más información

Instagram:

Web:

VIDEO RECOMENDADO

Yaco Eskenazi y su anécdota en boda con Natalie Vertiz - TROME (América Tv -América Hoy)