Con el nylon ultraligero se logró el principal beneficio de la cartera, que sea plegable.
Con el nylon ultraligero se logró el principal beneficio de la cartera, que sea plegable.

Para que un artículo de moda se convierta en un clásico no necesita haber existido por siglos ni estar hecho de carísimos materiales. En realidad, la mayoría de los íconos ‘fashion’ lo son por su uso constante, su practicidad y su estética. Esas características están reunidas en Le Pliage, la cartera más famosa de la marca francesa Longchamp y que en 26 años ha vendido más de 32 millones de unidades.

Personalidades como la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, Beyoncé, Miley Cyrus, las actrices Emma Roberts, Katie Holmes y Jessica Chastain, así como la diseñadora Alexa Chung, han sido vistas repetidas veces con uno de estos bolsos, lo que ha permitido que la cartera creada en 1993 se mantenga vigente. ¿Pero por qué ha sido la elegida por ellas?

La socialité y supermodelo estadounidense Kendall Jenner es la actual imagen de la marca. (Foto: Longchamp)
La socialité y supermodelo estadounidense Kendall Jenner es la actual imagen de la marca. (Foto: Longchamp)

Su diseño fue imaginado por Phillipe Cassegrain, el hijo del fundador de Longchamp, luego de una visita al Japón y tras experimentar la gracia y sencillez del origami. Cassegrain pensó en cómo trasladarlo a la moda. Para ello necesitaban un material flexible y se pensó en el nylon, algo inconcebible en la moda de lujo. Pero Longchamp, una marca que ya tenía 45 años de prestigio, apostó por esa propuesta.

Con el nylon ultraligero se logró el principal beneficio de la cartera, que sea plegable. Tiene forma trapezoidal, un cierre de cremallera, dos asas y una solapa de cuero granulado. Para hacerlo solo se necesitan cien pasos. Le Pliage, o en español, el plegado, nació y se ha ido transformando. En el 2012 se creó una versión enteramente de cuero y en los últimos años el modelo ha sido intervenido por artistas como Tracey Emin, Jeremy Scott y Mary Katrantzou. Hoy se encuentra en más de 1.500 puntos de venta en el mundo.

A Lima también llegó, aunque recién en el 2015 se inauguró una tienda exclusiva de la marca en el Jockey Plaza. El 15 de diciembre Longchamp abrió un pop up en Miraflores (Av. Santa Cruz 888). Es una nueva oportunidad para recorrer un pedazo de historia de la moda y conocer las nuevas generaciones de Le Pliage.