El estreñimiento se presenta a cualquier edad. Sin embargo, es más común en las mascotas geriátricas y en las de tamaño pequeño.
El estreñimiento se presenta a cualquier edad. Sin embargo, es más común en las mascotas geriátricas y en las de tamaño pequeño.
Lucero Yrigoyen M.Q.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

¿Tu olfatea y olfatea, da vueltas, trata de defecar y no puede? Las razones del estreñimiento son variadas, pero las más comunes están relacionadas con la mala alimentación y el poco consumo de agua. De ahí que sea tan importante (y no solo para esto) estar vigilantes de aquello que comen y beben nuestros engreidos.

Otras causas suelen ser la ingesta de objetos que bloquean el intestino, frecuentemente pelos (más común en el caso de los gatos). Además, el estreñimiento puede producirse por afecciones relacionadas con las glándulas perianales, neoplasias (prostáticas), traumatismos, hernia perineal o inguinal, entre otras alteraciones.

Es importante saber que estreñimiento se puede presentar a cualquier edad. Sin embargo, es más frecuente en las mascotas geriátricas y en las de tamaño pequeño. En el caso de los gatos, este da en la mayoría de casos cuando tienen pelaje largo.

MIRA: El regreso del bar Superba: ¿qué pasó con la célebre taberna durante 2 años de pandemia?

Además de la ausencia o poca cantidad de heces, hay síntomas que alertan sobre el estreñimiento. Entre ellos, el lamido excesivo en la zona de la ingle, lo cual podría indicar alguna inflamación, infección o hasta la obstrucción de las glándulas perianales. Otras señales son la sensación persistente de querer evacuar, la defecación difícil o dolorosa, la distensión abdominal y los cólicos y gases.

Cuando la situación se complica se llegan a presentar incluso náuseas, vómitos, rechazo a la comida y líquidos, fiebre o anorexia. No podemos olvidar que la presencia de toxinas en la sangre puede ser mortal.

Ya sabes: para evitar el estreñimiento tu mascota debe recibir una correcta alimentación, que incluya fibras y suficiente consumo de líquido. Existen laxantes veterinarios que se pueden utilizar en casos extremos, y también se aplican enemas. Pídele a su veterinario que revise a tu engreído para que pueda determinar cuál es la causa real y cuál sería el tratamiento idóneo. Nunca mediques a tu mascota sin su aprobación.

MIRA: Mayella Lloclla: “Cuando actúo, tengo el poder de denunciar nuestras taras sociales” | ENTREVISTA

Twitter:

VIDEO RECOMENDADO

Cinco consejos para proteger a tu mascota del ruido de los pirotécnicos en Navidad y Año Nuevo
Cinco consejos para proteger a tu mascota del ruido de los pirotécnicos en Navidad y Año Nuevo null



TAGS RELACIONADOS