Cuatro barmaids se encargan de la barra de Malala. (Foto: Elías Alfageme)
Cuatro barmaids se encargan de la barra de Malala. (Foto: Elías Alfageme)
Fátima Mendiola

Malala es un lugar donde se respira arte, ya sea en sus paredes, techos, cocteles o propuesta gastronómica. No es un bar para mujeres: es un bar donde las mujeres comandan la barra. El local abrió sus puertas en diciembre pasado y el éxito las ha acompañado desde el inicio. “La experiencia trabajando aquí es increíble”, comenta la barmaid Paola Bohórquez, actual jefa de barra de la zona Rooftop.

Aún hay ciertos prejuicios en algunos clientes, pero nada que las frene. “Nos hemos encontrado con caras que nos miran con desconfianza al comienzo, pero lo entendemos. Al final, cuando prueban los cocteles, siempre nos felicitan. Es ahí donde se cumple el objetivo. Las mujeres podemos hacer todo lo que nos propongamos”, continúa Bohórquez. Para su colega Karla Medina, encargada de la zona Terraza, este es solo el comienzo. “La gente sale muy satisfecha, lo cual nos alegra mucho. Tenemos mucho que aportar al panorama de coctelería en Lima”, finaliza.

El nombre del bar nace por un personaje llamado Malala, que no es hombre ni mujer. La leyenda del local cuenta que este personaje plasmó en la casona miraflorina pinturas, esculturas, objetos de arte, fórmulas cocteleras y culinarias que llevan mensajes sobre crear conciencia social y amor por el arte de vivir feliz.

Los cocteles dulces ya no se asocian más con las mujeres. El más pedido en este bar se llama El Secreto De Malala, una mezcla de ron, licor de sauco, frutos rojos y tónico de flor de sauco.
Los cocteles dulces ya no se asocian más con las mujeres. El más pedido en este bar se llama El Secreto De Malala, una mezcla de ron, licor de sauco, frutos rojos y tónico de flor de sauco.
La carta no solo incluye una propuesta de coctelería, sino también una colorida carta de comida.
La carta no solo incluye una propuesta de coctelería, sino también una colorida carta de comida.

El bar suele recibir la visita de artistas locales que se dedican a la música, la danza o la magia, dependiendo del día. Malala es un espacio de libertad, alegría, celebración y conciencia. //

Dirección: Calle Alcanfores 151, Miraflores.

Horario de atención: Martes a jueves de 6 p.m. a 1 a.m. / Viernes y sábados de 6 p.m. a 3 a.m.

VIDEO RECOMENDADO

En un uso indebido de su cargo como parlamentaria, León Romero enviaba a su escolta PNP a comprar algunos antojos culinarios muy peculiares. La lista ha quedado inmortalizada en sus conversaciones de Whatsapp.

El cuestinado menú degustación solicitado por Luciana León a su escolta PNP se compone -entre otros- de mini humitas, salsa de albahaca, piadinas, cerveza y bebidas energizantes.

TE PUEDE INTERESAR