Izquierda: galletas de jengibre decoradas a mano con un detalle especial: los muñecos llevan mascarillas de glasé. En La Teoría de los 6 cafés. Derecha: Corona de adviento con sucre de chocolate, mermelada de fresa, crema de especias y macarons de chocolate y pistacho. Propuesta de Alanya Repostería.
Izquierda: galletas de jengibre decoradas a mano con un detalle especial: los muñecos llevan mascarillas de glasé. En La Teoría de los 6 cafés. Derecha: Corona de adviento con sucre de chocolate, mermelada de fresa, crema de especias y macarons de chocolate y pistacho. Propuesta de Alanya Repostería.
Nora Sugobono

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Siempre es difícil competir con un clásico gastronómico, pero es incluso más retador en . Tiene sentido: la mayoría de peruanos esperan doce meses para probar un menú que se prepara únicamente para una cena o almuerzo específicos; y que suele incluir, además, una lista de platos que nos alimentan -principalmente- el recuerdo. Así queremos que sea, y así lo repetimos año a año.

Ese arroz árabe con el toquecito especial, tal y como lo preparaba la abuela. El pavo horneado a la criolla, aquel que nos hace sentir que todo tiempo pasado fue mejor. El puré de camote con marshmallows que realmente no va con nada pero está ahí por los niños (y algunos adultos). El para comer antes, durante y después, no importa la selección de platillos que haya en medio. Y así en adelante. El menú navideño es sagrado, inquebrantable. Pero a veces -hay que decirlo- puede resultar algo aburrido. Alguito.

Admitirlo es el primer paso para el cambio.

MIRA: Navidad: ¿cómo evitar una estafa al comprar por Internet?

Por supuesto que la idea no es renovarlo totalmente, ni prescindir de aquellos bocados que nos hacen sentir felices y cobijados. Lo que sí podemos hacer es añadirle ciertos toques para amenizarlo, ponerle más color. Todo está en los detalles y aquí es donde llegamos al tema que nos concierne. Bien puede ser con un ponche navideño para arrancar la noche con ganas; un par de acompañamientos fuera de lo común (¿por qué no explorar las opciones en ?); o, finalmente, con un buen postre para cerrar la comida por todo lo alto.

Normalmente estos últimos no se suelen incluir en la cena del 24 o el almuerzo del 25 porque la mesa ya tiene bastantes platos con sabores cercanos a lo dulce, lo cual incluye también ensaladas de frutas que se mezclan con lo salado. Encontramos, sin embargo, muchísimas opciones tentadoras y de gran calidad en este nicho, por lo que resulta inevitable no dejarle un sitio especial al postre (además, este 2020 nos merecemos tener una cuota de consuelo con las tortas, galletas y chocolates que se nos antojen, ¿no?)

En ese ánimo, hemos reunido aquí seis propuestas innovadoras de seis talentosas reposteras, quienes nos comparten sus novedades y nos cuentan cuáles son las particularidades de los dulces navideños. Bien dice el dicho: la vida es incierta; come el postre primero. Allá vamos.

MIRA: Navidad: cinco refugios en Lima para encontrar juguetes vintage que unen a grandes y chicos

1. Teoría de los 6 cafés

En La Teoría de los 6 cafés la propuesta incluye un queque de frutas y especias, con pecanas, higos y damascos bañado en glasé real de vainilla; y un Stollen, pan dulce alemán con mazapán artesanal, naranja confitada, almendras y pasas maceradas en ron (ambos a pedido). También hay macacarrones de jengibre, chocolate caliente y de peppermint (menta), además de galletas de jengibre que este año salen con mascarilla. Estos últimos disponibles en tienda todos los días.
En La Teoría de los 6 cafés la propuesta incluye un queque de frutas y especias, con pecanas, higos y damascos bañado en glasé real de vainilla; y un Stollen, pan dulce alemán con mazapán artesanal, naranja confitada, almendras y pasas maceradas en ron (ambos a pedido). También hay macacarrones de jengibre, chocolate caliente y de peppermint (menta), además de galletas de jengibre que este año salen con mascarilla. Estos últimos disponibles en tienda todos los días.

Alessandra Ribeyro

“La diferencia que hay entre los postres convencionales y los postres navideños es que estos últimos buscan replicar sabores tradicionales que hemos vivido antes, de niños. Añoramos mucho ese momento especial donde estamos con la familia, la sensación de estar en casa. Por eso es que consumimos tanto panetón (como postre), ya que evoca ese recuerdo, sea comercial o artesanal. El jengibre, la canela, el ron... todas esas especias y aromas nos trasladan a momentos específicos. En Navidad los postres te hacen sentir en casa, y pienso que este año eso tiene un sentido más especial, ya que va a ser difícil estar con la familia. La gente va a buscar esa cercanía a través de los sabores, para que sobrellevar esa fecha sea menos duro”.

Instagram:

MIRA: Navidad: opciones para sorprender y engreír a los que más quieres

2. La Noni

En la foto, el carrot cake (queque de zanahorita) de La Noni. Su propuesta navideña es amplia e incluye queques navideños clásicos; carrot cake con forma de Papa Noel; carrot cake decorado con trufas variadas; torta de arándanos regular o de chocolate; choco volcán, entre otros.
En la foto, el carrot cake (queque de zanahorita) de La Noni. Su propuesta navideña es amplia e incluye queques navideños clásicos; carrot cake con forma de Papa Noel; carrot cake decorado con trufas variadas; torta de arándanos regular o de chocolate; choco volcán, entre otros.

Valerie La Rosa

“Diciembre es un mes en el que el consumo de postres aumenta mucho; sobre todo a a partir de la quincena, ya que muchos optan por enviarlos de regalo. La demanda es variada: encontramos desde tortas enteras hasta detalles más pequeños. En mi experiencia, lo que más me piden son los queques de especias y frutos para regalar. Antes estaban las reuniones y lonches entre amigos repartidas a lo largo del mes, y ahí era infaltable el dulce. La diferencia este año es que la mayoría me pide ahora tortas más pequeñas pero para 24 o 25. Si bien muchos no acostumbran comer postre la misma Nochebuena, sí les gusta tenerlo en la mesa (como decoración). Así, lo prueban al día siguiente en el desayuno o el almuerzo″.

Instagram:

MIRA: “Alicia no es una maravilla”: un clásico para toda la familia que se reinventa en esta Navidad

3. Alanya Repostería

En foto, un Buche de Noel: biscuit de almendras, crema de castañas, mousse de chocolate de leche, bizcocho sin harina de cacao y mousse de vainilla. Además tienen un arbolito de Ester, hecho de brownie, mermelada de naranja y namelaka de té verde; una selva negra con sable de chocolate almendras y barquillo con pasta de frutos rojos; y un muñeco de nieve hecho con profiteroles rellenos de crema pastelera de vainilla y chocolate navideño.
En foto, un Buche de Noel: biscuit de almendras, crema de castañas, mousse de chocolate de leche, bizcocho sin harina de cacao y mousse de vainilla. Además tienen un arbolito de Ester, hecho de brownie, mermelada de naranja y namelaka de té verde; una selva negra con sable de chocolate almendras y barquillo con pasta de frutos rojos; y un muñeco de nieve hecho con profiteroles rellenos de crema pastelera de vainilla y chocolate navideño.

Zara Alanya

“Nosotros nunca buscamos que nuestros postres lleguen a ser empalagosos, sino más bien intentamos que tengan sabores balanceados. La Navidad peruana tiene lugar en una época calurosa del año; si respetas el uso de los ingredientes los postres no llegan a ser tan calóricos. También es importante sustituir ciertos productos -como el azúcar refinada- por otros más sanos, como la miel en el caso del panetón. En diciembre siempre pensamos en chocolate caliente, frutas, jengibre, canela... todos los pasteleros y reposteros tenemos eso muy presente. La influencia europea o estadounidense es inevitable en ese sentido, así que tratamos de adaptarla a nuestro contexto”

Instagram:

MIRA: Feliz Navidad: conoce por dentro la casa del verdadero Papá Noel

4. La Catalía

La oferta incluye queques de frutas y tipo inglés; galletitas; postres con temática navideña con fruta y sin harina en exceso; bombitas de chocolate para sumergir en leche; barritas de cheesecake con frambuesas; y una pavlova (en foto) con frutos del bosque.
La oferta incluye queques de frutas y tipo inglés; galletitas; postres con temática navideña con fruta y sin harina en exceso; bombitas de chocolate para sumergir en leche; barritas de cheesecake con frambuesas; y una pavlova (en foto) con frutos del bosque.

Catalina Balarezo

“Los postres no suelen ser la estrella de la mesa en Nochebuena. Sin embargo, están en todos los otros eventos del mes: lonches, desayunos, intercambios, etc. Por ejemplo, una lata de galletitas de mantequilla decoradas cada una con un diseño; o un queque especiado, súper aireado, glaseado y decorado con grajeas navideñas siempre serán regalos lindos y significativos que nos recuerden a la infancia. Especias como la canela, el clavo, la nuez moscada y el jengibre están “escondidas” en la mayoría de preparaciones y son los sabores más característicos de estas fechas. Pero los colores también son importantes: una torta red velvet con crema de queso; una pavlova con frutos rojos; una carlota con mousse de fresa y otros postres que comemos durante todo el año pueden ser completamente navideños con un toque de creatividad y color”.

Instagram:

MIRA: Turismo: siete medidas que deberán tomar los peruanos para viajar en auto particular

5. Miss Cupcakes

Torta de red velvet con queso crema y chocolate blanco en versión personal de Miss Cupcakes (también puede salir en molde grande). Además de los cupcakes navideños la tienda también ofrece un mix de chocolate caliente y helado artesanal de este mismo sabor.
Torta de red velvet con queso crema y chocolate blanco en versión personal de Miss Cupcakes (también puede salir en molde grande). Además de los cupcakes navideños la tienda también ofrece un mix de chocolate caliente y helado artesanal de este mismo sabor.

Paloma Casanave

“La Navidad es mi época favorita del año. Hay sabores con esta temática que se prestan para diferentes preparaciones, como los cupcakes: el sabor a panetón, a chocolate caliente, red velvet, camote y naranja, jenjibre, peppermint (menta)... la idea es que todo se puede dar a manera de regalo. Este año hemos querido incluir cosas pensadas para la casa, como el mix de chocolate caliente, pomos de manjar blanco y fudge casero, y mezclas de café con sabores específicos vinculados a esta fecha”

Instagram:

MIRA: El Haití volvió: cinco novedades a tener en cuenta para visitar la terraza más famosa de Lima

6. Fausta

Árbol de guagüeros moqueguanos de Fausta Pastelería. También tienen una casita andina (con torito de Pucará incluido) y casitas de jengibre en versión mini, para las tazas de chocolate caliente. Otro de los grandes atractivos es la caja con dulces de antaño, pensada para regalo.
Árbol de guagüeros moqueguanos de Fausta Pastelería. También tienen una casita andina (con torito de Pucará incluido) y casitas de jengibre en versión mini, para las tazas de chocolate caliente. Otro de los grandes atractivos es la caja con dulces de antaño, pensada para regalo.

Mila Huamán

“Nosotros en el Perú hemos adoptado mucho las costumbres occidentales. Las galletas de jengibre, el mismo panetón italiano, las casitas, los queques con mucha fruta confitada. Todos estos ingredientes extremadamente calóricos, como el chocolate, están pensados para amenguar el frío. Lo que hacemos en Fausta es tratar de presentar dulces tradicionales o adaptados, pero contando una historia de nuestro pasado, leyendas, algo que evoque algún recuerdo de infancia. Estamos aprovechando estas fechas navideñas para contar así la historia del torito de Pucará: nuestras casitas este año están creadas según la tradición puneña”

Instagram:

MIRA: ¿Dónde vive Papá Noel? Esta es la fantástica villa en la que lee todas las cartas de Navidad

VIDEO RECOMENDADO

Navidad: este es el origen de los intercambios de regalo
¿Dónde surgió esta tradición? Aquí te lo contamos.