Unos 400 kilos de sales especiales se reparten entre 500 litros de agua. De esa manera el cuerpo flota totalmente, sin hundirse. Foto: Richard Hirano.
Unos 400 kilos de sales especiales se reparten entre 500 litros de agua. De esa manera el cuerpo flota totalmente, sin hundirse. Foto: Richard Hirano.
Nora Sugobono

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Las elevadas cantidades de magnesio, sodio, calcio, potasio, bromuros y sulfatos que hay en el Mar muerto hacen que sea prácticamente imposible que alguna clase de organismo logre sobrevivir entre sus aguas. Eso incluye también a los virus y bacterias. Aquella es la primera tranquilidad que uno recibe cuando pregunta sobre el contagio de antes de practicar una terapia de flotación en una tina con agua y sal. No es el Mar Muerto, pero sí una alternativa que pretende replicar el fenómeno que se presenta en el visitado lago ubicado entre Israel, Palestina y Jordania. Para conseguirlo se utiliza sal.

Y no una cualquiera. En estas terapias es clave el rol que juega la sal de Epsom, fuente natural en sulfatos y magnesio que pueden ser absorbidos por la piel mediante un baño. No solo inducen al cuerpo a relajarse, sino que también poseen propiedades antiinflamatorias, ayudan a eliminar toxinas, alivian dolores musculares y deshinchan el cuerpo. A la experiencia se le pueden sumar otros detalles, como luces y música, y en eso consiste el diferencial entre las propuestas que encontramos hoy en el mercado local.

MIRA: Magdyel Ugaz: “Denunciar acoso y agresión sexual es un acto de impresionante valentía”

En el Perú, los centros que se dedican a brindar este tipo de servicios pueden operar desde julio pasado. Los protocolos de seguridad han sido reforzados y los turnos limitados, pero en esencia, según explican Jorge Garrido, de , y Stephanie Byrd de Innsaei Float Studio, la propia naturaleza del servicio lo hace seguro. “Las sales de Epsom eliminan ese riesgo”, sostiene Garrido. “Es tal la saturación de sal en el agua, que no hay absolutamente nada. Además, las cabinas tienen un sistema de filtración –el agua se filtra cinco veces– y rayos UV que la limpian completamente entre sesión y sesión”. Es importante tener en cuenta que el agua no se cambia, sino que se renueva.

La experiencia en Lima Float (Miraflores) consiste en entrar en una cámara personal, que se cierra y se abre por el usuario, con 500 litros de agua y 400 kilos de sales especiales. El termómetro marca 34,5 °C. La terapia ayuda a aliviar problemas de insomnio, dolores musculares o ansiedad. Foto: Richard Hirano.
La experiencia en Lima Float (Miraflores) consiste en entrar en una cámara personal, que se cierra y se abre por el usuario, con 500 litros de agua y 400 kilos de sales especiales. El termómetro marca 34,5 °C. La terapia ayuda a aliviar problemas de insomnio, dolores musculares o ansiedad. Foto: Richard Hirano.

“Si es que hubiese la ligera sospecha, cambiamos todo el contenido”, explica Jorge Garrido, de Lima Float. Sus cabinas de flotación en el estudio miraflorino donde brinda esta terapia pueden recibir hasta 16 personas por día, en ocho horas disponibles de atención. Entre sesión y sesión se deja trascurrir ahora el lapso de una hora. “Una vez que se reserva la cita enviamos a los clientes todos los protocolos a tener en cuenta antes de la flotación. Definitivamente hay más cosas de las que preocuparse ahora y la gente está muy atenta a las medidas de seguridad”, continúa Garrido. En estos meses, la interacción a través de redes y web es algo que también se ha afianzado: casi todas las reservas pagan por transferencia, evitando el pago en efectivo en el local.

MIRA: Gonzalo Torres: “Mafalda ha marcado mi visión de la realidad”

Superado el temor inicial, las terapias de flotación contribuyen a la relajación en un momento que se traduce en mayor carga de estrés y ansiedad para muchos. También pueden ayudar a dormir mejor. El contexto ha permitido el desarrollo de nuevas alternativas, como es el caso del Yoga Nidra, una propuesta creada en Lima Float basada en una hora completa de meditación guiada con la voz grabada de la coach Luciana Ratto. “Hay unos 15 o 20 minutos donde solo hay sonidos binaurales que te ayudan a relajarte incluso más", indica Garrido. "El nivel de relajación es tal que muchos se quedan dormidos”, añade. No, no hay riesgo a ahogarse.

A flotar

Antes de abrir su spa alternativo en Miraflores la estadounidense Stephanie Byrd trabajó en Google Perú. Había llegado aquí para aprender español y conocer más sobre nuestra cultura, pero terminó quedándose para explorar nuevas posibilidades que combinasen aquello que más le entusiasmaba. Así, la propuesta de enlaza las terapias de bienestar sostenidas en un enfoque tecnológico.

Durante la flotación “rest”, la persona está boca arriba dentro de un tanque lleno de agua de sulfato de magnesio (sales de Epsom). El método induce la relajación profunda a través de la minimización de los estímulos sensoriales. Foto: Innsaei Float Studio
Durante la flotación “rest”, la persona está boca arriba dentro de un tanque lleno de agua de sulfato de magnesio (sales de Epsom). El método induce la relajación profunda a través de la minimización de los estímulos sensoriales. Foto: Innsaei Float Studio

“Construimos unas cápsulas amplias siguiendo los protocolos de la asociación de tanques de flotación de Estados Unidos”, cuenta Byrd. “Poco a poco fuimos generando una relación muy cercana con nuestros clientes. Antes de julio muchos nos preguntaban cuándo podríamos volver a abrir, ya que necesitaban los beneficios que estas terapias brindan, principalmente para relajarse y desconectar. Las posibilidades se van abriendo, pero seguimos tan solo con un 40 o 50% de lo que hacíamos antes”, sostiene. Para algunos puede ser el miedo al contagio; para otros priorizar otros gastos. Mantener a flote el negocio es, literalmente, un reto para el rubro.

MIRA: Juan Carlos Oblitas: “Paolo y Jefferson tendrían sitio en el inolvidable equipo del 81”

Byrd ha encontrado en este contexto una oportunidad para brindar nuevas experiencias a través de su marca. Una de las más llamativas está en las cajas con sales que permiten recrear la terapia en casa, aunque no de la misma manera que en las cápsulas. “No puedes flotar, pero es magnesio entonces sí puedes absorberlo y definitivamente te calma. De paso, te deshincha", explica.

Solo se necesita una tina... y apagar el celular por un rato.

Más información:

Lima Float:

-Sesiones desde S/100 (30 minutos) / Citas vía web:

-Instagram:

Innsaei Float Studio:

-Sesiones desde S/180 (60 minutos) / Web:

-Instagram:


VIDEO RECOMENDADO

Conozca más sobre los efectos del estrés

¿Qué le hace el estrés al cerebro? ¿Se deja de pensar correctamente?