Debemos parar para tener tiempo de ocio, este nos alimenta el alma y despierta nuestra imaginación (muy necesario para una vida saludable).
Debemos parar para tener tiempo de ocio, este nos alimenta el alma y despierta nuestra imaginación (muy necesario para una vida saludable).
Colette Olaechea

No es que no me guste organizarme o agarrar buenas ofertas (sobre todo con tres hijas) pero también me gusta vivir en calma y disfrutar el momento. Nos encantan las vacaciones de verano y siempre trato de hacer un plan con calendario para poder organizar los tiempos y así todos los podamos ordenarnos y disfrutarlas. ¿Para qué acortarles este momento tan bonito con el movimiento “back to school” que comienza desde enero? Disfrutar el momento es justo y necesario.

El tiempo de ocio nos alimenta el alma y despierta nuestra imaginación (muy necesario para una vida saludable). Pienso que hay que enseñarles a nuestros hijos a vivir en armonía y calma, y a no subirse al tren del estrés que afecta a muchos en estos tiempos. Cuando es tiempo de trabajar, pues a trabajar; cuando es tiempo de ocio, al ocio (me refiero a poder ‘hacer nada’ o hacer algo que nos gusta, sea lo que sea)

En febrero me gustaría ir una semana a la playa, ya que terminó mi primera temporada de programa y voy a comenzar nuevos proyectos. Así todos disfrutamos y nos ‘reseteamos’. Después de eso recién me gustaría empezar a ver el regreso al cole. Mis hijas saben todo lo que viene; eso les da tranquilidad y pueden disfrutar mejor sus tiempos.

Les dejo una receta rápida y clásica para cuando van a pasar el día a la playa, o para cualquier momento que necesiten. El sábado pasado llevé a un almuerzo una fuente con papitas coctel sancochadas, huevos duros y choclo desgranado (todo en la misma fuente pero por separado). Los acompañamos con una salsa huancaína aparte, para que cada quien se sirva. Y como postre melón y arándanos bien fríos. Llevamos la salsa huancaína y la fruta en un cooler para mantenerla fría.

Receta para la salsa huancaína:

-300 gramos aprox. de queso fresco sin lactosa

-6 ajíes amarillos en pasta (previamente desvenados y sin pepas; hevidos 3 veces para que no piquen; pelados y licuados con aceite)

- 1 diente de ajo (opcional y hervido con el tercer hervor del aji, así está más suave)

-4 o 5 unidades de galleta de soda

- 2 cucharadas de aceite vegetal

- 1 cucharadita de jugo de limón (opcional)

-Sal y pimienta al gusto

Licuamos todo junto y servimos.

Sigan disfrutando sus vacaciones, ¡muchos cariños!

Colette Olaechea