Mi hija contemplaba mis espontáneos volantines con una mueca que no era exactamente de admiración. (Ilustración: Kelly Villarreal)
Mi hija contemplaba mis espontáneos volantines con una mueca que no era exactamente de admiración. (Ilustración: Kelly Villarreal)
Renato Cisneros