Mohamed Salah. (Ilustración: Andrés Edery)
Mohamed Salah. (Ilustración: Andrés Edery)
Jerónimo Pimentel

El talento más grande que ha dado el fútbol egipcio es , con el perdón del Rey Mido. No solo ha devuelto a su país al primer orden, sino porque ha logrado romper el duopolio de Messi y CR7. Algunas armas tiene para sostener el reclamo: una zurda de ‘10’ sudamericano, ese enganche hacia afuera que recuerda al mejor Robben, versatilidad para desbordar por la banda o jugar de segundo delantero o de ‘10’ tradicional, fantasía en el uno a uno y gol, mucho gol. Sergio Ramos ha querido destruir al rey africano, pero ha fallado: los faraones son inmortales.

MÁS DE SOMOS...

TAGS RELACIONADOS