Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más


Alto como un edificio, la nariz de boxeador y el color aliancista de toda la vida, vivió muy poco para todo lo que hizo. Vivió a prisa, según dicen sus biógrafos. A los 35 años, había hecho lo que otros no hacen ni en cien. El 11 de abril de 1944 partió a la eternidad y con su ida, fundó las bases de lo que hoy, con orgullo, sus hinchas llaman aliancismo.

Estos son algunos libros urgentes para ubicar, comprar, leer, en el aniversario 120 del club que une y divide al país en dos. Yo, que pertenezco al ejército con el que rivaliza, he iniciado hace unos meses su búsqueda, ansiosa. Tengo muy buenas noticias: los libros también son una vacuna.

Con información de librerías Virrey, archivo Antenor Guerra-García y Archivo Histórico El Comercio.

VIDEO RECOMENDADO

Luzmila, hija de Alejandro Villanueva, cuenta los milagros de su padre
Luzmila, hija de Alejandro Villanueva, cuenta los milagros de su padre