El DT de la selección nacional Ricardo Gareca no convocó a Cueva para los amistosos de este mes. “Vamos a observar a otros jugadores mientras arregla su situación”, dijo el ‘Tigre’ recientemente a la prensa.
El DT de la selección nacional Ricardo Gareca no convocó a Cueva para los amistosos de este mes. “Vamos a observar a otros jugadores mientras arregla su situación”, dijo el ‘Tigre’ recientemente a la prensa.
Arturo León

Febrero del 2019. Cueva debuta con la camiseta de Santos y, pospartido, es elogiado por el técnico Jorge Sampaoli. “Llegó con un entrenamiento y le pedimos jugar para cuidar a otros chicos. Contribuyó con varias secuencias de pases en campo rival, algo que nos estaba faltando. Seguramente, a medida que conozca a sus nuevos compañeros, nos va a dar mucho”, dijo. Mejor carta de presentación, imposible.

Noviembre del 2019. Paulo Autuori, director deportivo del conjunto brasileño, declara en conferencia de prensa lo que 10 meses atrás nadie habría pronosticado. “Él no volverá a jugar este año luego de faltar a un entrenamiento el último sábado. Tiene muchos problemas, todos lo saben”, reveló a los periodistas.

Con altos y muchos bajos, así ha sido el 2019 de Cueva. Su mejor momento fue en la selección, cuando llegó a la final de la Copa América jugando todos los partidos como titular. Su peor episodio es ahora: Santos ya no lo considera parte del plantel, Gareca no lo convocó a los amistosos de noviembre para que “arregle su situación” y no se sabe dónde jugará el próximo año. Por el momento, y por iniciativa propia, entrena desde el jueves en la Universidad César Vallejo para mantenerse en forma. Chemo del Solar, técnico del equipo de Primera División, le abrió las puertas del cuadro de Trujillo. Allá está Christian, con su familia, sus amigos, contento –a juzgar por lo que se ve en redes sociales–, pero lejos de donde debería.

Cueva juega al fútbol desde  muy pequeño. Aquí lo vemos en el equipo del colegio donde estudió en Huamachuco (La Libertad), el Centro de Aplicación José Faustino Sánchez Carrión.
Cueva juega al fútbol desde muy pequeño. Aquí lo vemos en el equipo del colegio donde estudió en Huamachuco (La Libertad), el Centro de Aplicación José Faustino Sánchez Carrión.

¿NECESITA AYUDA?

Cueva arribó a Santos con el letrero de estrella. Su sueldo, según UOL –una de las empresas de comunicación más grandes Brasil– fue pactado en 2 millones de dólares por temporada. Pese a prometer no más controversias como sucedió en su anterior club, Sao Paulo, en menos de dos meses surgieron los primeros problemas a los que hizo referencia Autuori. Después de recibir unos días de descanso por las fiestas de carnaval, volvió a los entrenamientos una fecha después de lo acordado. Luego, en mayo, Sampaoli alineó titular al peruano en un partido por el Brasileirao. Después de 58 minutos en los que no mostró un buen juego, fue sustituido. Christian reaccionó mal, discutió con el cuerpo técnico y el video circuló por todo Brasil. Fue uno de sus últimos encuentros. Esos hechos, más sus inconvenientes de sobrepeso y los actos bochornosos que protagonizó fuera del campo, lo convirtieron en el elefante blanco del equipo. Cueva ha jugado 736 minutos en 10 meses, lo mismo que ocho partidos enteros de 90’. Para un jugador que cobra más de 100 mil dólares al mes, es una verdadera decepción.

Alberto Masías es una de las personas que más sabe del ex Krasnodar de Rusia. Lo conoció cuando llegó de 14 años a las divisiones menores de la Universidad San Martín. “Hablé con Christian y me manifestó lo mal que se siente. Lo sentí muy decaído, pidiendo auxilio para su vida. Mucha gente lo critica y lo juzga, pero ¿quiénes somos para opinar de su vida personal? Es un hombre público y el ser humano necesita apoyo profesional y el amor de su familia”, declaró al programa radial Las voces del deporte.

Quizá por eso lo primero que hizo Cueva, luego de arribar a Lima esta semana, fue tomar un vuelo a Trujillo, donde están sus hijos y su mujer. Cambiará de equipo más rápido de lo esperado: en diciembre sería su boda.

FUTURO EN LA SELECCIÓN

Primero de abril del 2015. Perú enfrenta a Venezuela en un partido amistoso de cara a la Copa América y cae 1-0. Christian Cueva inició el partido en la banca de suplentes e ingresó en el segundo tiempo. Después de ese encuentro, el volante ofensivo nunca más empezó un match desde el banco de suplentes con Ricardo Gareca al mando. Fue titular en todos los amistosos, la Copa América 2015, Copa América Centenario 2016, Eliminatorias Rusia 2018, Mundial Rusia 2018 y Copa América de Brasil 2019. Ni Paolo Guerrero se pudo dar ese lujo: en la Copa del Mundo arrancó en la lista de relevos.

En setiembre, Gareca y Cueva sostuvieron una larga conversación por los problemas del jugador fuera del campo. “Él es como un padre para mí”, reveló Cueva.
En setiembre, Gareca y Cueva sostuvieron una larga conversación por los problemas del jugador fuera del campo. “Él es como un padre para mí”, reveló Cueva.

Todo cambió en setiembre, cuando Perú enfrentó a Brasil en duelo de preparación ya pensando en las Eliminatorias del próximo año rumbo a Qatar 2022. Ahí, Gareca puso fin al reinado del enganche de la selección peruana: ingresó al campo recién en el segundo tiempo. Perú ganó 1-0 con gol de Abram.

Para los amistosos de noviembre, el mediocampista no ha sido considerado en la lista de convocados. Otro hito negativo en su 2019. Esto, sin embargo, no significa que pasará mucho más tiempo alejado de la selección. Una de las tantas lecciones del técnico argentino es que nunca da a nadie por descartado. No de forma radical, al menos. Carlos Zambrano es el mejor ejemplo. Cuando todos creían que nunca más regresaría, Ricardo encontró el momento preciso para darle una nueva oportunidad y hoy es el defensa central más sólido que tenemos. Si habría que elegir un jugador que no volverá a ver minutos con el ‘Tigre’, sería Claudio Pizarro. Aunque vale decir que más de una vez ha dicho públicamente que el ‘Bombardero’ tiene las mismas chances que el resto.

En los últimos cuatro años, Cueva se ha ganado con justicia un lugar en la Blanquirroja. Dentro de poco (15 de noviembre) se cumplirán dos años de la clasificación histórica a Rusia 2018. Ese día, en el Estadio Nacional, Christian brindó los dos pases gol para que Jefferson Farfán y Christian Ramos lleven el marcador a 2-0 ante Nueva Zelanda. Recordar ese momento puede servir de motivación para el futbolista de 27 años. Está a tiempo de voltear la página, hacer mea culpa y plantearse objetivos grandes para el 2020. El primero: encontrar un club que le ofrezca regularidad. Es difícil creer que, luego de todo lo que ha pasado, volverá a vestir –inmediatamente– la camiseta de un equipo grande como Santos. El segundo: ser el primero de la clase. No más tardanzas, actos de indisciplina o discusiones con sus superiores.

En el 2017, Christian Cueva fue homenajeado en Trujillo y recibió las llaves de la ciudad.
En el 2017, Christian Cueva fue homenajeado en Trujillo y recibió las llaves de la ciudad.

Con eso resuelto, es un hecho que veremos de nuevo en acción al mejor Cueva. El héroe de millones de niños peruanos, el crack de las gambetas, las huachas, los cambios de ritmo, los toques mágicos y los goles para enmarcar. //

TAGS RELACIONADOS

RELACIONADAS