Lisseth León es una de las fundadoras de Biciterra, el proyecto que busca generar oportunidades para que más mujeres compartan el amor por el ciclismo. (Foto: Municipalidad de Lima)
Lisseth León es una de las fundadoras de Biciterra, el proyecto que busca generar oportunidades para que más mujeres compartan el amor por el ciclismo. (Foto: Municipalidad de Lima)
Vanessa Cruzado Alvarez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Ha encabezado las búsquedas en Google durante la . Cada vez más personas optan por ella como medio de transporte alternativo. Hay quienes, incluso, rememoran pasajes de la infancia al volver a usarla. La es generosa con quien decide darle una oportunidad. Lo sabe la ingeniera ambiental Lisseth León (36) desde pequeña, pero asimiló esos beneficios hace más de cinco años, cuando vivía en Barcelona (España). “Ahí, con la práctica, la inclusión y los programas de movilidad, vi la fuerza de la bicicleta”. Regresó a Perú y se convirtió en ciclista urbana. En una de esas comunidades de ciclistas conoció a Santiago Castro (40), su compañero de bicicleteadas en la capital. No fue hasta octubre pasado, sin embargo, que se animaron a dar el siguiente paso: el cicloturismo (recorrieron Lima-Ica en dos días).

MIRA: Natación en aguas abiertas: el deporte que está ayudando a los limeños a mantenerse a flote en pandemia

Durante la cuarenta, Lisseth pedaleaba 13 kilómetros diarios desde Lince hasta San Juan de Miraflores, donde vive sus papás. En esos meses, notó que los ciclistas aumentaban, pero la presencia no era tan fuerte en distritos del sur. “Escuchaba a muchas personas decir que tenían una bicicleta en casa pero no las usaban. Ves las estadísticas y encuentras que el 32% de hogares en Lima tiene, por lo menos, una bicicleta, pero muchas están guardadas, sucias, no tienen este mantenimiento adecuado para que puedan movilizarse. Se me ocurrió que otras personas sí podían darle otro uso”. Conversó la idea con Santiago, quien trabaja en el área de informática de la municipalidad de Villa El Salvador, y decidieron arrancar el proyecto bajo el nombre de Biciterra en ese distrito que, además, es el .

Con el plan en manos, postularon al programa Lima, Mujeres por el Clima, de la Municipalidad de Lima, donde recibieron asesoría de Patricia Alata, de Lima Cómo Vamos. Gracias a la guía, afinaron detalles: recolectar las bicicletas y partes de estas mediante donaciones. Luego pasa a ser reparada en el taller Paisabike -un conocido de años de los fundadores- y el padre de Lisseth, Juan León, brindará soporte técnico en talleres, desarrollados por la municipalidad, de mantenimiento básico. “Serán capacitadas en temas de movilidad vial, y serán promotoras del uso de la bicicleta en su comunidad”, agregan.

Biciterra fue el ganador de la primera edición de 'Lima, Mujeres por el Clima', de la Municipalidad de Lima. El proyecto promueve la movilidad activa en bicicleta en el distrito de Villa El Salvador, recuperando componentes y reparando bicicletas para ser entregadas a las vecinas. (Foto: Municipalidad de Lima)
Biciterra fue el ganador de la primera edición de 'Lima, Mujeres por el Clima', de la Municipalidad de Lima. El proyecto promueve la movilidad activa en bicicleta en el distrito de Villa El Salvador, recuperando componentes y reparando bicicletas para ser entregadas a las vecinas. (Foto: Municipalidad de Lima)

Saben que la tarea es titánica: . Villa El Salvador, por su parte, cuenta solo con seis ciclovías (Av. Pastor Sevilla, de 6.19 kilómetros; Av. 200 millas, 0.59 kilómetros; Av. José Carlos Mariátegui, 2.70 kilómetros; Av. Separador Industrial, 0. 97 kilómetros; Av. César Vallejo, 1.70 kilómetros; y Av. El Sol, 3.10 kilómetros). Otra problemática tiene que ver con los peligros que enfrenta la mujer que se traslada en bicicleta. “Cuando una mujer se sube sobre una bicicleta, tiene diferentes modos de moverse. La percepción de riesgo es mayor. Si hay una zona oscura, por ejemplo, la evitan. Estamos trabajando videos de sensibilización en todas las ciclovías de VES para mostrar las más seguras, dónde conectan […] Hay una serie de cosas que dependen de las autoridades locales, pero vemos una oportunidad de impulsar el uso de la bicicleta y ser un nexo que genere un cambio”, explica Lisseth.

La meta es entregar las bicicletas a mujeres de diez organizaciones sociales de Villa El Salvador. Se realizarán talleres de reparación de bicicletas en sus localidades para que puedan trasladarse con seguridad. “La bicicleta puede ser, además, una fuente de ingreso para ellas”, agrega Santiago. Esperan que más personas se sumen a esta práctica e invitan a hacerlo con un extracto del libro Elogio de la bicicleta, de Marc Augé: La bicicleta es símbolo del turismo ecológico para la ciudad del mañana y un proyecto urbano que, tal vez, podría reconciliar a la sociedad y la ciudad consigo mismo. //

LEE TAMBIÉN: De Cusco a La Libertad: destinos peruanos de ensueño y poco difundidos a los que debemos volver en días mejores

DATO

Si quiere donar una bicicleta, puede escribir a , o llamar al 92461914 (Lisseth León).