Miguel Villegas

La foto del Monumental de la U, dormido al lado de apu Puruchuco y visitado por miles desde la Javier Prado y la Carretera Central, es la más buscada en la red por hinchas de todo Sudamérica.

En unos días más, tipo finales de noviembre, será póster continental para siempre.

Diseñado por el ingeniero Walter Lavalleja, ha sido testigo del tricampeonato del dueño de casa, la U, partidos clave de Eliminatorias, conciertos míticos como el de Paul McCartney, los Rolling Stones o Sui Generis, pero es esta noticia, este anuncio, el que lo coloca en la marquesina del continente que ama el fútbol como ninguno: aquí se jugará la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Flamengo, el próximo 23.

Este martes se confirmó que la final de la Copa Libertadores se disputará en Lima. (Foto: AFP)
Este martes se confirmó que la final de la Copa Libertadores se disputará en Lima. (Foto: AFP)

En la mañana, casi al tiempo en que se preparaba la reunión clave en Paraguay, allegados a la Conmebol y gente cercana al entorno de Rodolfo Donofrio, presidente millonario, preguntaron por las condiciones del coloso de Ate básicamente por 4 razones: 1) Las condiciones sociales en Chile son imposibles. 2) En Uruguay nadie sabe de algún ofrecimiento y las elecciones (segunda vuelta) complican todo. 3) En Asunción el clima tiene mal pronóstico. 4) Medellín es candidata de River pero no de Flamengo.

Una final: el premiado aeropuerto de Lima tiene la mejor conectividad de esta parte del mundo.

El periodista argentino Andrés Burgo, autor de Ser de River, le dijo a Somos que “sería una gran noticia” que se juegue en Lima. En Twitter había recordado que en mayo Conmebol le quitó la final de la Copa Sudamericana.

Hasta que a las 18:28 Agustín Lozano, presidente de la FPF, lo confirmó.

«El periodista argentino Andrés Burgo, autor de Ser de River, le dijo a Somos que “sería una gran noticia” que se juegue en Lima. En Twitter había recordado que en mayo Conmebol le quitó la final de la Copa Sudamericana»


¿Por qué es importante que se juegue en el Monumental crema? Señalado por su difícil acceso –qué estadio de América no sufre esto–, y acusado de ser un escenario protagonista de hechos inéditos de violencia, su elección actualiza un debate sobre cómo organizamos nosotros el fútbol y cuán profesionales somos. Allá afuera admiran su capacidad –80 mil personas–, elogian sus dimensiones -el edificio de palcos, sus butacas numeradas- y se ocupan en resolver el caos y tráfico que genera esa movilización un día cualquiera; no solo lo critican.

Estadio Monumental

Perú perdió el Mundial Sub 17 pero no la atención de Sudamérica.

Desde que la U salió campeón con Angel Comizzo en 2013. Y antes con Juan Reynoso en 2009. Y mucho antes, cuando un grupo de hinchas convenció a unos maestros chamanes de hacer un pago a la tierra en su cancha, por estar ubicado en tierra donde hace miles de años fue un cementerio inca, el Monumental no recibía una noticia tan acorde a su nombre. Esta es una bendición Monumental.