Harland Sanders nació en 1890 y sus primeros años de vida estuvieron marcados por la temprana muerte de su padre. Era el mayor de tres hermanos. (Foto: AP)
Harland Sanders nació en 1890 y sus primeros años de vida estuvieron marcados por la temprana muerte de su padre. Era el mayor de tres hermanos. (Foto: AP)
Jorge Chávez Noriega

Todo comenzó en una gasolinera de autopista al sureste del estado de Kentucky, en Estados Unidos. Allí, en 1929, un hombre de 40 años desarrolló una exitosa receta de pollo frito, compuesta de once hierbas y especias, que empezó a ofrecer a los viajeros. Para 1935, era tal su popularidad que el gobernador de la ciudad le entregó una condecoración por su contribución a la cocina de la región. Fue así como nació la icónica figura del Coronel Sanders.

Un año después de ese reconocimiento estrenó su primer restaurante frente a su estación de servicio. Sin embargo, la ampliación de una carretera lo obligó a cerrar abruptamente el establecimiento. Entonces, Sanders decidió viajar por todo el país con la intención de vender su receta, vestido con su clásico traje blanco y corbata negra. Si les gustaba, el Coronel cobraría un centavo por cada plato de pollo vendido. Su primera franquicia la abrió en Salt Lake City, con el nombre de , y, desde entonces, no pararía la expansión de la franquicia.

En 1960 tenía más 200 establecimientos y prosiguió su crecimiento en Canadá, Puerto Rico, México, Japón, Bahamas y Jamaica. Cuatro años después vendió su negocio a un grupo inversor por US$ 2 millones. Aceptó ser imagen de KFC y cobrar un sueldo de US$ 75 mil al año. “Mi negocio estaba empezando a ser demasiado grande para mí, sin importar cuánta energía y tiempo invirtiera”, dijo en una entrevista para la televisión estadounidense. Su fantástico ascenso era un ejemplo para los emprendedores, pero pocos sabían de las carencias que había tenido durante su infancia.

-HISTORIA DE LUCHA- Harland Sanders nació en 1890 y sus primeros años de vida estuvieron marcados por la temprana muerte de su padre. Era el mayor de tres hermanos y, desde joven, trabajó en la granja de la familia. A los doce años se vio forzado a dejar su casa, debido a los constantes abusos de su padrastro. Se mudó a casa de unos tíos y adulteró sus documentos para enrolarse en el ejército de Estados Unidos.

vendió su negocio a un grupo inversor por US$ 2 millones. Aceptó ser imagen de KFC y cobrar un sueldo de US$ 75 mil al año. (Foto: Shutterstock)
vendió su negocio a un grupo inversor por US$ 2 millones. Aceptó ser imagen de KFC y cobrar un sueldo de US$ 75 mil al año. (Foto: Shutterstock)

Fue enviado a Cuba, pero de inmediato descubrieron que apenas tenía dieciséis años, por lo que lo mandaron de regreso. Luego de esa experiencia se casó, tuvo tres hijos y se mudó a Alabama. Durante esa etapa tuvo múltiples empleos: granjero, corredor de seguros y vendedor de llantas. Comenzó a estudiar abogacía, pero tuvo poco éxito en el ejercicio de sus funciones.

Le fue mejor cuando se mudó a Camp Nelson, Kentucky, donde era vendedor de Michelin Tire Company. En 1929, un ejecutivo de Shell Oil Company le propuso dirigir una nueva estación de servicios en Corbin. Debido al desplome de Wall Street, que generó una crisis financiera, le ofrecieron dejarlo a cargo de la estación a cambio de un porcentaje de sus ventas de gasolina. No imaginó que en ese lugar empezaría a construir su imperio.

El Coronel Sanders falleció en Kentucky, a los 90 años, un 16 de diciembre de 1980, a causa de leucemia. (Foto: AFP)
El Coronel Sanders falleció en Kentucky, a los 90 años, un 16 de diciembre de 1980, a causa de leucemia. (Foto: AFP)

Su fama como cocinero se acrecentó y el resto es historia conocida. En 1986, la empresa multinacional PepsiCo se hizo de las acciones de KFC. En la actualidad, la empresa ‘Yum! Brands’ es la dueña de la marca, además de otras cadenas de comidas como Pizza Hut y Taco Bell. Hoy la franquicia cuenta con aproximadamente 20 mil restaurantes distribuidos en 123 países. El Coronel Sanders falleció en Kentucky, a los 90 años, un 16 de diciembre de 1980, a causa de leucemia. Pero su rostro vivirá por siempre en el imaginario popular. //