“Los elementos que produjeron eso (lluvias fuertes), como vientos más débiles de lo normal a lo largo de la costa en la primavera pasada, no están presentes este año", señaló Abraham Levy. (Foto: archivo)
“Los elementos que produjeron eso (lluvias fuertes), como vientos más débiles de lo normal a lo largo de la costa en la primavera pasada, no están presentes este año", señaló Abraham Levy. (Foto: archivo)
Arturo León

Cuando queremos saber sobre clima existen dos caminos rápidos para encontrar respuestas: la app que viene instalada en el smartphone y el Twitter de . Si la primera opción nos genera algunas dudas, la segunda las resuelve todas. Su usuario es y es, posiblemente, el hombre que más sabe de climas en el Perú.

Hoy, en el Día Mundial del Clima, explica por qué sentimos los limeños que el clima es tan "variado" -palabra que más se repite en las calles-, la importancia de cambiar el 'chip' en los más jóvenes y el impacto que tiene éste en el desarrollo social, económico y cultural del país.

PERÚ Y SU CLIMA VARIADO
Dice Levy que "Lima está en un desierto". Y no se equivoca. Según un estudio de la organización Aguafondo, después de la ciudad de El Cairo, Egipto, la zona de Lima y Callao es la segunda más grande del mundo ubicada en un desierto. Sin embargo, como explica Levy, "todos creemos que aquí el clima es muy variable y eso es producto de estar sumidos en el centralismo". Cuando en realidad, afirma, es mucho menor que en otras grandes ciudades del mundo y, sobre todo, en otras zonas del país.

Abraham Levy.
Abraham Levy.

"En Buenos Aires puedes tener un día caluroso y al día siguiente tormenta eléctrica. Eso no pasa aquí. Pero sí sucede en el interior del país. Por eso digo que esa es la tragedia de tener tanta concentración poblacional en una zona desértica. Nos olvidamos que el clima en otro lugares tiene un impacto directo en todo lo que tiene que ver con el desarrollo", asegura.

Dicho esto, el experto en climas asegura que es necesario cambiar la mentalidad de las nuevas generaciones. "Entender, saber explicar y meterlo en el 'chip' de los estudiantes: el clima en las distintas regiones del país tiene consecuencias significativos que no podemos ignorar así nomás. A partir de ello hay que saber elegir los proyectos y los políticos".

Levy, para explicar mejor su idea, se remonta a lo que sucedió después del Fenómeno de El Niño de 1983. "El gobierno decidió quitar el 10% de ingresos de todos los peruanos para los llamados bonos de reconstrucción. El sistema de regadío y las carreteras de país habían quedado destruidos. ¿Qué pasó en El Niño del 98? Todo se volvió a caer". Lección: no se tomó en cuenta el clima de las diferentes regiones en los planes de reconstrucción.

El impacto del clima en nuestro país se ve en lo malo, pero también en lo bueno. El hecho de estar en un país que tiene "casi el 90% de todos los climas del mundo" hace que, por ejemplo, seamos poseedores de una riqueza gastronómica (por abundancia y variedad de ingredientes) sin igual.

QUÉ PODEMOS HACER NOSOTROS
Hace 10 años nos decían hasta el cansancio que la capa de ozono estaba despareciendo. Que esa manta que cuida la tierra de los rayos solares y otros efectos potentes del medio ambiente tenía un agujero enorme, que poco a poco se hacía más grande. Y encima por nuestra culpa. Veíamos el aerosol, ese con el que miles de personas pintan las calles del Perú, como una kryptonita del planeta tierra. Hoy la cosa ha cambiado.

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

"Se está empezando a revertir el agujero de Ozono", asegura Abraham Levy. "Hay algo que muy pocas personas saben pero ese agujero solo se forma dos o tres veces al año en el hemisferio sur. Gracias a una serie de protocolos globales para controlar la emisión de aerosoles, esto va por buen camino", agrega.

¿En qué nos debemos preocupar ahora? Las emisiones de CO2. O sea, todos aquellos gases producidos por las emisiones de los motores que funcionan con combustibles no renovables como el petróleo. "Hay temas serios como el derretimiento de los glaciares y la elevación de los mares en diferentes partes del mundo que no se pueden ignorar".

Y las responsables no son las fábricas, son los humanos.

TAGS RELACIONADOS