FURIA DE CAMPEONES. Johan (23) soporta un derechazo de Jurgen (22) durante un entrenamiento callejero. El primero fue campeón nacional en el 2013 pero tuvo que retirarse por falta de apoyo. El año pasado regresó y volvió a ganar un título. Jurgen es campeón nacional welter 2018.
FURIA DE CAMPEONES. Johan (23) soporta un derechazo de Jurgen (22) durante un entrenamiento callejero. El primero fue campeón nacional en el 2013 pero tuvo que retirarse por falta de apoyo. El año pasado regresó y volvió a ganar un título. Jurgen es campeón nacional welter 2018.
Luis Miranda

Cuando recibes un golpe, de inmediato quieres devolverlo. Y más si lo único que tienes en la vida son tus puños. Johan descarga su fuerza sobre Jurgen, que resiste porque para él un puñetazo de su antes enemigo y hoy solo rival deportivo, broder de entrenamiento, no es nada frente al balazo que le atravesó el cuerpo y del que pudo sobrevivir.

Fue el año pasado. Un ajuste de cuentas. Una venganza de un barrio rival. No digamos nada más. Solo que Jurgen prefiere no cruzar por las cuadras que le recuerdan la humillación, la sangre y la figura borrosa de su pequeño hijo que era lo único que tenía en mente mientras trataban de salvarle la vida.

Johan recibe ahora el puñetazo. Su rostro hinchado sonríe. Se sabe superior, fintero, con esa capacidad de reírse de rivales que no saben de los golpes que él tuvo que enfrentar desde niño, cuando supo que no tenía una familia con ocupaciones normales. Esa época en que salir victorioso de una mechadera era la mejor manera de seguir moralmente vivo.

Ellos pelean en el lugar donde me citaron. Los Barracones, el mítico segmento que va desde Arica con Carrillo Albornoz hasta las orillas cubiertas de casitas levantadas con las parihuelas y otras maderas que vara la mar brava.

PURA FE. Anthony Cano choque (17), uno de los mejores boxeadores juveniles del primer puerto. Se inició en el boxeo a la edad de 14 años. Es campeón guantes de plata 2018, campeón guantes de oro 2018 y campeón nacional juvenil 2019 peso mosca 52 kg.
PURA FE. Anthony Cano choque (17), uno de los mejores boxeadores juveniles del primer puerto. Se inició en el boxeo a la edad de 14 años. Es campeón guantes de plata 2018, campeón guantes de oro 2018 y campeón nacional juvenil 2019 peso mosca 52 kg.

Ellos son parte de un grupo de chicos que quieren salir del anonimato y las tentaciones del fracaso. Solo tienen sus puños. Y sueños que se confunden con pesadillas.

El entrenador, Marvin Roa, formó el grupo porque el Callao está lleno de talentos para el box. Y le daba pena ver como se perdían en la calle o el delito. El box no es un juego: es lucha y honor. De eso saben mucho estos chicos, que crecieron recibiendo golpes de diferente tipo: familiares con vidas al margen de la ley, carencia de padre, falta de dinero y saberse marginados por el resto de la ciudad.

A pesar de que a veces no tienen donde entrenar y deben hacerlo en la calle, el profesor Roa y su mano derecha, el entrenador Alberto Torres, están orgullosos de que varios de sus pupilos hayan sido convocados a la selección peruana.

Es hermoso que tus alumnos sean considerados y puedan salir al extranjero a representar a su país”, dice Marvin Roa, egresado de la Universidad del Callao y que trabaja como entrenador en la Villa Deportiva de esa región.

EL GRAN SALTO. Jurgen Ortiz López (22), joven boxeador que casi pierde la vida por un balazo en las calles del Callao. Ahora, totalmente recuperado, se prepara  para afrontar el siguiente campeonato. Peso superwélter 69 kg.
EL GRAN SALTO. Jurgen Ortiz López (22), joven boxeador que casi pierde la vida por un balazo en las calles del Callao. Ahora, totalmente recuperado, se prepara para afrontar el siguiente campeonato. Peso superwélter 69 kg.
LUCHA PERSONAL. David Roa Sandoval (18) se inició a los 10 años en el boxeo. Viene de una familia de boxeadores:  su padre Julián Roa y hermano Marvin son sus  entrenadores. El año pasado tuvo un hijo y dejó el deporte por falta de apoyo económico
LUCHA PERSONAL. David Roa Sandoval (18) se inició a los 10 años en el boxeo. Viene de una familia de boxeadores: su padre Julián Roa y hermano Marvin son sus entrenadores. El año pasado tuvo un hijo y dejó el deporte por falta de apoyo económico

Qué más recompensa puede recibir un hombre que luego de salir de su trabajo entrena a este grupo sin ningún interés económico. Los aconseja como si fueran sus hijos. Sabe que a veces no tienen para el pasaje ni nadie que escuche sus problemas.

“Somos una familia. Algunos consiguen campeonatos; otros, no, pero a todos les digo que lo importante es cultivar un deporte”.

La firma Everlast supo de su lucha solitaria y ha empezado a alentarlos con la donación de equipo y soporte.

Hace un mes dicha empresa les llevó al ex campeón mundial Carlos ‘Mina’ Zambrano, que salió de la pobreza extrema para convertirse en un deportista exitoso. “El box es un deporte de hombres porque los hombres y los pobres sabemos soportar todos los golpes”, dijo.

MUÑECA BRAVA. Génesis Benites Zevallos, 17 años,  la mejor boxeadora   del Callao, campeona guantes de bronce 2017, campeona guantes chalacos 2017, campeona guantes de oro 2018, campeona nacional 2019 (peso pluma 57 kg).
MUÑECA BRAVA. Génesis Benites Zevallos, 17 años, la mejor boxeadora del Callao, campeona guantes de bronce 2017, campeona guantes chalacos 2017, campeona guantes de oro 2018, campeona nacional 2019 (peso pluma 57 kg).

La municipalidad de Bellavista les empezó a prestar las instalaciones del estadio Lizarraga tres veces por semana desde que se enteró que no tienen un techo bajo el cual entrenar.

Son chicos y chicas que solo se sienten felices sobre un ring de box. Cuando usan sus puños no están pegándole a un rival. Están tratando de sacarles la mugre a las carencias y problemas que no los dejan ser ellos mismos y que de a pocos empiezan a rendirse ante su empeño. //

SELVA DE CEMENTO. Benjamin Ramos (20) es campeón guantes de oro peso pluma 2018. Se caracteriza por pelear con el swing propio de un bailarín de salsa. A la izquierda, el profesor Marvin Roa.
SELVA DE CEMENTO. Benjamin Ramos (20) es campeón guantes de oro peso pluma 2018. Se caracteriza por pelear con el swing propio de un bailarín de salsa. A la izquierda, el profesor Marvin Roa.

TAGS RELACIONADOS